El Levante UD decide aceptar por la venta de Jefferson Lerma

Jefferson Lerma ya es historia del Levante UD, tanto por lo futbolístico como por la operación del peso económico que ha conllevado. Unos meses de duras y continuas negociaciones, pero finalmente se ha aceptado la oferta del Bournemouth, convirtiéndose en el traspaso más alto de la historia del club levantinista.

-J.Lerma / @Jorge Ramírez (Levante UD)
30 millones de euros, más medio millón en variables (los cuales irán destinados al Atlético Huila, club de origen) y un beneficio del 10% en caso de una futura venta tienen la culpa de ello. Una oferta difícil de rechazar, y más para una entidad humilde como es el Levante. De largo supera los beneficios obtenidos por la venta de Keylor Navas al Real Madrid, cifrados en cerca de los diez millones de su cláusula.

Lerma ha dejado huella en los tres años en que ha defendido la elástica azulgrana. Firmó sorpresivamente y llegando como un auténtico desconocido, procedente del Atlético Huila de su país natal por un coste final de un millón de euros, pero su nombre pronto ha sido conocido por todos. Una pieza intocable en la medular granota, que decidió quedarse tras el descenso, y con gran exquisitez de fútbol en las temporadas en que se militó en primera división. Cuando no estaba, su ausencia influía notablemente al resto del equipo.

En el pasado mes de mayo, antes de disputar el Mundial 2018 en Rusia, el futbolista colombiano y el club levantinista acordaban la prolongación y mejora de su contrato, pasando su cláusula a 60 millones de euros. El Levante sabía que las ofertas iban a llegar y, tal y como está el mercado actualmente, no iban a ser de escasa cantidad porque Lerma era un caramelo al alcance de un niño.

El AFC Bournemouth inglés, otro club humilde pero con ganas de crecer en la Premier League en los últimos años, ha insistido y pujado fuertemente por Lerma. Poco a poco fue acercándose a las condiciones mínimas exigidas por el Levante, que por menos de treinta millones no negociaría. El pasado 26 de julio, tal y como publicamos en Mundo Levante UD, con una última tentativa de 25 millones más dos variables, la cuerda parecía haberse roto definitivamente y el Bournemouth se retiraba por la puja. De hecho, hasta el futbolista se incorporó el último día de julio a la concentración de pretemporada en el stage de Ermelo.

Por pura insistencia de su entrenador, ser un jugador que todavía irá al alza y por los propios movimientos de mercado que se han ido produciendo y van a suceder en el propio Bournemouth, Jefferson Lerma se les antojaba como una necesidad y prioridad. Y así, finalmente, en la jornada de hoy martes, se ha hecho oficial el acuerdo, accediendo a las plegarias del Levante.

Finaliza así la etapa de Lerma como granota quien, siempre agradecido al Levante por las oportunidades que le dio, podrá cumplir así otro de sus objetivos: disputar la Premier League, percibiendo mejores condiciones salariales.

De esta forma, con estos al menos treinta millones fijos que entrarán en las arcas del club valenciano, ahora se asume y empieza una contrarreloj de algo menos de un mes para encontrar un sustituto de garantías, también poder fortalecer con calidad otros puestos y sanear totalmente su economía.