Morales y Roger escriben la crónica que contaré a mis nietos

De Salva Ballesta a Morales y Roger. Si había un día para firmar otra página dorada en la historia del Levante, en forma de una segunda victoria en el Santiago Bernabéu, era hoy. Así os cuento esta crónica que escribieron Morales y Roger y que también contaré a mis nietos.

-Morales y Roger / @Adolfo Benetó (Levante UD)-
Era un 20 de octubre de 2018, a la una de la tarde. Sin miedo alguno y mucha valentía, saltaba ese SuperLevante dirigido por el gran Paco López para sorprender a millones de personas en todo el mundo. Con una presión desde tres cuartos de cancha, no se dejaba pensar al Real Madrid y así anular su poderío. Defendiendo además con línea de tres hombres. ¿Quién dijo defender?

Y en el minuto 6, el sueño de esta gesta comenzaba. Colocaba Postigo un pase en largo, a la espalda de los defensas, para que Morales y su pura dinamita destrozara por velocidad primero a Varane y luego a Courtois. El comandante había ganado la espalda de su defensor, realizaba un toquecito en forma de autopase para que no llegara el portero belga, lo regateaba y bien posicionado, con su pierna derecha, empalaba el balón hacia el fondo de las redes. Los algo más de 200 granotas felices que ese día tuvieron la suerte de vivir en directo aquella victoria celebraban efusivamente el primer tanto desde una de las esquinas superiores de Chamartín.

Apenas siete minutos después, cuando se cumplía el minuto 13, el recién estrenado VAR dictaba sentencia tras tantos años de injusticias vividas. Una falta al borde del área que ya se preparaba para fusilar Bardhi se convirtió en penalti. Con la ayuda del videoarbitraje, Cuadra Fernández señalaba el punto de los once metros. Y ahí, con mucha presión pero una confianza ciego, 'el pistolero' Roger enviaba su disparo a la derecha, para dentro, con tal de rubricar su quinto tanto de la temporada. Más no se podía pedir.

Ese mismo tan alabado VAR para algunos y tan puesto en duda para otros tendría mucho que decir en dicha primera parte, anulando otro gol para cada equipo. Primero al Real Madrid, por un fuera de juego de Asensio al recoger un rechace que Casemiro había estrellado contra el larguero al cabecear un córner. Ya casi al filo del descanso, a Rochina, al límite por iniciar Toño el contragolpe en posición antirreglamentaria. Entre mitad de todo ello, exhibición de Oier con dos heroicas intervenciones con manos imposibles frente a los intentos de Sergio Ramos y Lucas Vázquez, además de otro larguero de Mariano en una acción a balón parado.

Bale era el primer cartucho para la segunda parte de un Lopetegui que podía dejar su cargo si el Real Madrid no vencía. Cumplida la hora de juego, todavía sin herir los locales, turno para Benzema y Ceballos. Pero este Madrid poco se parece a aquel que Zidane condujo a por un ciclo lleno de títulos y de coronas europeas. Muy nervioso y poco certero en sus acciones.

En los balones aéreos y acciones y balón parado, por ahí sí lo pasaba mal el Levante. Pero ahí estaba el mejor Oier, salvando los muebles una y otra vez a los granotas. Un Levante que no renunciaba al tercer tanto, mediante los contraataques veloces y las diabluras con desborde por banda, aunque los esfuerzos realizados ya comenzaban a pesar en las piernas.

A falta de algo menos de veinte minutos para la finalización, Marcelo aumentaría el sufrimiento y la taquicardia de todos los levantinistas. Por fin rompía la peor sequía goleadora del equipo madridista en toda su historia, con un derechazo que se traducía en el uno a dos figurando en el electrónico. Casi acto seguido, Benzema enviaba un disparo muy peligroso contra la madera, el tercero de este sábado para el recuerdo.

Sufrimos como nunca. Es en esos días donde los segundos parecían que no pasaban. Mientras Lopetegui y la parroquia blanca se desesperaba, en el bando contrario caían las últimas gotas de sudor y se desgarraban en la grada con los últimos gritos en condiciones que salían de las gargantas. Mariano, en el 87, lograba anotar gol; un nuevo tanto anulado gracias al VAR, al estar en fuera de juego cuando primero Benzema con la testa conectaba un centro lateral. En tiempo de descuento, la gente se ponía en pie. El milagro madridista no se producía, Bardhi y Morales perdonaban el tercer gol en un claro contragolpe, pero el Levante levantaba los puños en alto.

Si en mayo de 2018 se vencía al Barça, ahora tocaba hacerlo contra el Real Madrid. En su estadio. Nuestro entrenador, nuestros jugadores, NUESTRO LEVANTE. Lo logramos.


Ficha técnica:
1- Real Madrid: Courtois; Marcelo, Varane, Sergio Ramos, Odriozola (Bale, min 46); Modric, Casemiro, Isco (Ceballos, min 60); Asensio (Benzema, min 60), Lucas Vázquez, Mariano.

2- Levante UD: Oier; Cabaco, Postigo (Chema, min 75), Róber Pier; Toño, Bardhi, Campaña, Jason, Rochina (Doukouré, min 66); Morales, Roger (Boateng, min 78).

Árbitro: Cuadra Fernández. Amonestó a los locales y a los visitantes Cabaco y Jason.

Goles: 0-1, min 6, Morales. 0-2, min 12, Roger (pen). 1-2, min 71, Marcelo.

Incidencias: Partido correspondiente a la 9ª jornada de la Liga Santander 2018/19 disputado en el Santiago Bernabéu.