Diego Armando Morales

Comenzó la decimotercera batalla. La temporada número 13 en que el Levante vuelve a militar en lo más alto del fútbol español. Y en uno de los campos que más ilusión respira con su retorno a Europa y con un proyecto de fichajes de calidad, una bala del pistolero, otro gol maradionano de Morales y la puntilla final del comandante, el Levante cosechó la primera victoria situándose como líder provisional.

-Victoria en Sevilla / @Adolfo Benetó (Levante UD)-
Ritmo muy intenso el que se marcó durante el tramo inicial del encuentro. La asfixiante presión granota buscaba su premio con alguna recuperación que pudiera traducirse en un gol tempranero. Sin embargo, pronto el Betis fue haciéndose con el dominio absoluto del partido. El poderío físico de William Carvalho se impuso, pero la falta de eficacia arriba jugó en contra del cuadro verdiblanco, que recurrió en numerosas llegadas a los disparos lejanos, como muestra de los intentos de Junior y Canales, acertando Oier.

Detrás del equipo de Paco López hay mucho trabajo. Aunque le gusta que su equipo sea valiente y atrevido, esta noche sabía que no iba a poder ser así, teniendo que afinar más en lo táctico. Y así, con la fortaleza defensiva, el Levante supo resistir hasta el descanso, evitando que otros dos nuevos disparos de Boudebouz y Guardado terminaran en gol. El ansiado gol que sí iban a lograr los levantinistas en su único disparo a portería y con tan solo un 25% de posesión. Coke se hacía con el control del balón, daba un pase avanzado a Jason y el futbolista gallego metía un preciso centro raso al área pequeña para que Roger llegando desde atrás empalara e hiciera subir el tanto al marcador. 'El pistolero' anotaba el primer gol de esta Liga 2018/19 y demuestra que viene con ganas de mucho.

Y a los pocos minutos de reanudarse el juego, los dioses del fútbol acogieron a un nuevo pupilo. Ese es el capitán por excelencia del Levante: José Luís Morales. Un Morales que hoy se disfrazó del mejor Maradona y emuló su característico gol. Más de setenta metros de carrera, por aquí y por allá, yéndose de cada uno de los rivales que salían a su paso, hasta cuatro en total, para recortar al último defensor, sentarlo en el suelo y rematar con el exterior para batir a Pau López. El cero a dos se hacía valer y al público del Benito Villamarín no le quedaba otra que rendirse ante 'el comandante' y ovacionarle.

Un segundo gol que dejó casi tocado y hundido al Betis. Fue muy psicológico para el conjunto dirigido por Quique Setién quien, pese a querer revertir la situación con las modificaciones desde el banquillo con jugadores más rápidos y ofensivos, apenas pudo generar demasiado peligro. Incluso al contragolpe Jason tuvo en sus botas la sentencia, pero su finalización se marchó muy elevada. También Morales con el tiempo reglamentario dispuso de otra ocasión.  Al final no hubo que sufrir lamentaciones y los granotas apenas padecieron, habiendo una única jugada polémica en que se reclamó penalti sobre Canales y una fantástica atajada de Oier ante un remate a colocar de Inui. Ya en el 94, una conexión entre del debutante Dwamena y Morales certificaba el tercer y definitivo gol levantino.

De esta forma, el Levante vivirá con plena felicidad el viaje de regreso a Valencia, teniendo por delante todo el fin de semana para saborear este dulce triunfo antes de afrontar las dos próximas jornadas en el Ciutat de Valencia, contra el Celta de Vigo y con el derbi valenciano.


Ficha técnica:
0- Real Betis: Pau López; Francis (Barragán, min 73), Bartra, Mandi, Feddal, Junior; William Carvalho (Inui, min 65), Guardado, Canales, Boudebouz (Sanabria, min 63); Loren Morón.

3- Levante UD: Oier; Coke, Chema, Postigo, Toño; Doukouré (Prsic, min 68), Campaña, Jason (Dwamena, min 89), Bardhi; Morales, Roger (Luna, min 73).

Árbitro: Iglesias Villanueva. Amonestó a los locales y a los visitantes Luna y Morales.

Goles: 0-1, min 37, Roger. 0-2, min 53, Morales. 0-3, min 94, Morales.

Incidencias: Partido correspondiente a la 1ª jornada de la Liga Santander 2018/19 disputado en el estadio Benito Villamarín.