Amargo final con goleada en Balaídos

 Estaban siendo unos meses de ensueño para el Levante con Paco López al frente del banquillo. Pero la temporada acabó de la peor forma, con derrota, encajando hasta cuatro goles en Balaídos. Las cinco victorias consecutivas ha sido el tope para este equipo que seguirá manteniendo la máxima categoría.

-Foto: Rochina (@Adolfo Benetó / Levante UD)-
La clausura de esta Liga Santander trajo consigo un festival de goles, al menos durante la primera parte. Unos por talento de los futbolistas y otros por más demérito. El Celta de Vigo, tal y como era de esperar, salió a llevar la iniciativa y Iago Aspas fabricaba la primera ocasión, la cual detuvo el debutante Koke en dos tiempos. Sin embargo, los granotas también tenían hoy mucha pólvora ofensiva pese a las rotaciones.

Si Jason realizaba el primer entre palos, Rochina se convertía en el primer goleador. El atacante de Puerto de Sagunto recibía de espaldas un pase de Morales, se giraba con rapidez y sacaba un inapelable zurdazo rumbo a la escuadra. Sergio Álvarez no pudo hacer nada, los compañeros de Rochina se sorprendían de semajante golazo y el público de Balaídos se ponía en pie para aplaudir el "Rochinazo".

Las tornas cambiaron entonces. Ahora iba a ser el Levante quien dispondría de minutos de más comodidad con el esférico, pero los celestes gozarían de las llegadas y los goles. Koke pudo evitar una mayor sangría frente a los potentes chuts de Jozabed y Iago Aspas, el larguero también le ayudaría repeliendo un acertado derechazo de Wass, aunque terminó encajando dos goles por las facilidades concedidas por su línea defensa.

El primer tanto local lo firmaba Maxi Gómez, en línea de gol, tras marcharse Aspas con suma facilidad de Chema y no poder eludir Cabaco el remate final. El segundo se elaboraría por la banda contraria con la poca oposición de Pedro López a Jozabed y el pichichi nacional y capitán celtiña remataba libre de marca desde dentro del área con el acierto que le caracteriza.

Se reanudó el partido tras el descanso. Cabaco repitió error con un recorte desacertado y fuera de lugar, aprovechándolo Iago Aspas para culminar en gol la asistencia del charrúa Maxi Gómez. El partido se ponía más cuesta arriba. Al contragolpe, aprovechando las sucesivas pérdidas rivales, el Celta pudo castigar más duramente, faltándoles resolución en los metros finales.

Y mientras Iago Aspas se obsesionaba con el hat-trick, a balón parado Maxi Gómez anotaba el cuarto gol de su equipo en esta mañana, cabeceando placenteramente un saque de esquina. El Levante parecía que había bajado los brazos, teniendo un mal día y dando el partido casi por perdido, pero 'el comandante' Morales devolvió las esperanzas anotando su vigésimo gol en primera división, a pase de Campaña desde banda derecha.

Por delante todavía restaban quince minutos. Bardhi y Fahad dispusieron de su tiempo y el macedonio con la espuela lograba una combinación de mago que no pudo ser finiquitada con gol. A pesar de los arreones finales, casi a la desesperada, el marcador no se alteró más. De Burgos Bengoetxea hacía sonar el pitido final, para poner el punto y final al fútbol hasta la próxima campaña liguera.


Ficha técnica:
4- RC Celta de Vigo: Sergio Álvarez, Hugo Mallo, Sergi Gómez, Roncaglia, Jonny (Mazán, min 66); Radoja, Wass, Lobotka, Jozabed (Dani Molina, min 86); Iago Aspas (Lucas Boyé, min 66), Maxi Gómez.

2- Levante UD: Koke; Pedro López, Cabaco, Chema, Luna; Lukic, Campaña, Jason, Rochina (Fahad, min 75); Morales (Bardhi, min 75), Sadiku (Pazzini, min 59).

Árbitro: De Burgos Bengoetxea. Amonestó a los locales Maxi Gómez y a los visitantes Cabaco.

Goles: 0-1, min 12, Rochina. 1-1, min 28, Maxi Gómez. 2-1, min 41, Iago Aspas. 3-1, min 47, Iago Aspas. 4-1, min 62, Maxi Gómez. 4-2, min 74, Morales.

Incidencias: Partido correspondiente a la 38ª jornada de la Liga Santander 2017/18 disputado en el estadio de Balaídos.