Morales y un notable Levante contrarrestan el golazo de Granell

No perdió la fe el Levante. Tras encadenar dos triunfos consecutivos, hoy visitaba tierras catalanas para enfrentarse a un Girona que batalla en los puestos altos de la clasificación. Y ahí, con mucho esfuerzo y una buena clase de fútbol, logró sumar un valioso empate a un gol que le permite mantener distancias con los puestos de descenso.

-Foto: @LaLiga.es-
El duelo entre recién ascendidos a la máxima categoría fue muy animado durante el primer tiempo, yendo de menos a más. Tras la intensa pugna de los compases iniciales, sin un claro dominador y donde nadie daba un balón por perdido, se dio paso a las llegadas en ambas zonas del campo. 

Aday abría la lata de disparos con un zapatazo rápido donde Oier se vio obligado a despejar a córner. Por otra parte, con Campaña liderando el centro del campo y Jason sacando magia de la chistera, un Boateng que ya sabía lo que es marcar en Montilivi se mostró con mucha confianza y en sus botas se obró el primer chut sin poder superar en el mano a mano ante el meta local.

Insistieron los gerundenses durante los instantes posteriores. Fueron sus mejores momentos, pero entre el acierto de los defensores rivales y la falta de una mayor precisión no deshacían el cero a cero inicial, destacando el remate de falta directa de Aday que se estrelló contra el palo. De nuevo Boateng avisaría con un disparo escorado en la derecha y Granell desde la frontal buscó el palo largo para hacer saltar los "¡uy!" de su hinchada. 

Sin embargo, justo antes de la finalización, una conexión entre Roger y Boateng, con un extraordinario control del delantero africano, propició la ocasión de más peligro para los granotas, desviando con lo justo Bono y con ayuda del palo para evitar el cero a uno.

Muy fuertes regresaron los valencianos tras el paso por vestuarios. En dos minutos, dos disparos que pusieron en jaque a los rojiblancos. Primero con una recuperación del omnipresente Boateng, combinando rápido con Jason y concluyendo con un derechazo de Lerma desde la frontal. Acto seguido, Boateng realizaba un gran desmarque, lo veía Morales aunque su chut concluía malamente.

Y quien perdona, lo paga. Granell merodeaba por los alrededores del área, encontró unos centímetros de espacios y sacó un potente zurdazo teledirigido a la escuadra, imparable para Oier y quedando solo levantarse y aplaudir. No se rindieron los granotas y Boateng, antes de ser sustituido tras recibir un golpe que le obligó a pasar por el hospital, protagonizaba un testarazo a la salida de un córner, también sin acierto.


De repente, cuando el partido parecía más tranquilo, el Levante pudo al fin lograr la recompensa del gol. Con la línea defensiva del Girona avanzada, Jefferson Lerma filtró un pase elevado hacia un Morales que arrancó en carrera, se plantó y recortó a Bono con un gran regate y con la portería vacía devolvía la igualdad al electrónico.

Se encaraba el tramo final del encuentro y quien parecía tener más frescura en sus piernas fue el Levante. Era quien más insistía en zona ofensiva, mientras que el Girona veía como el récord de siete victorias consecutivas en casa se le escapaba de esta forma. En tiempo de descuento, mediante una acción a balón parado, Juanpe tampoco pudo dar la victoria a su equipo. Así se finiquitaba el encuentro, con reparto de puntos y la afición levantinista ovacionando a los suyos.


Ficha técnica:
1- Girona FC: Bono; Maffeo, Juanpe, Bernardo, Ramalho; Pere Pons, Granell, Borja García (Timor, min 83), Aday; Portu (Lozano, min 76), Stuani.

1- Levante UD: Oier; Pedro López, Róber Pier, Cabaco (Postigo, min 83), Coke; Campaña, Jefferson Lerma, Jason (Ivi, min 75), Morales; Boateng (Sadiku, min 63), Roger.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea. Amonestó a los a los visitantes Roger, Jefferson Lerma y Cabaco.

Goles: 1-0, min 53, Granell. 1-1, min 67, Morales.

Incidencias: Partido correspondiente a la 30ª jornada de la Liga Santander 2017/18 disputado en el estadio de Montilivi.