domingo, 29 de octubre de 2017

Ochenta y siete minutos de angustia y tres de magia

Cuando el director de cine David Lynch rodó su primer cortometraje llamado 'Seis hombres enfermos' describió dicha composición como "Cincuenta y siete segundos de desarrollo y tres de vómito". Algo similar ocurrió hoy con el partido del Levante en Ipurúa, pero con más tiempo, el cual se podría describir como "Ochenta y siete minutos de angustia y tres de magia". Por fortuna, este equipo no está enfermo todavía (y ojalá no lo esté) y gracias a esos escasos minutos de acierto pudo sumar un punto más en la tabla clasificatoria.

-Foto: @LaLiga.es-
Visto lo visto, nada hacía presagiar durante los veinte primeros minutos que en esta nueva visita a tierras vascas se pudiera lograr la gesta. El Eibar mantuvo encerrado a los granotas prácticamente en su área, donde el activo japonés Inui con su movilidad volvía loca a la defensa. Pero las ocasiones claras no terminaban de llegar. Únicamente un disparo flojo tras el rechace de una falta y un zapatazo sin fortuna de Escalante fueron los únicos avisos locales.

Después de este asedio inicial, el Levante sacó del armario sus mejores galas para pegarse un baile rápido y que asombró a los asistentes. Más concretamente fueron Ivi, Morales y Bardhi, sus tres referentes ofensivos de la segunda línea. Entre ellos fabricaron los dos goles que iban a subir al marcador. El primero con un pase filtrado del futbolista andaluz hacia el comandante, quien se plantó ante Dmitrovic y no tuvo piedad con un certero chut al costado izquierdo, pidiendo perdón a su antigua afición. Y poco después, Morales desde el carril diestro se adentraba en el área y cedía atrás para la llegada de Bardhi por el centro con tal de que el mediapunta culminara la faena. Un duro golpe psicológico para los armeros instantes previos al descanso.

Pronto volvía de nuevo a meterse el Eibar en el partido. Arbilla, con una falta directa impecable desde el borde del área, reducía distancias haciendo inútil la estirada de Raúl Fernández. Por delante, cuarenta minutos más donde había que resistir como fuese posible. El tiempo avanzaba lentamente, mientras el Levante esperaba en la retaguardia, con una casi nula pegada atacante.

Sin embargo, los esfuerzos defensivos volvieron a ser tumbados por el lateral diestro. Un desacertado Pedro López volvía a perder el marcaje, asistían a Inui que probó el disparo, despejó Raúl Fernández y en el área pequeña apareció con la caña Charles para sellar el empate. La ventaja lograda se había esfumado como el quemar un papel en una chimenea.

Y aún peligró ese empate provisional, ya que el Eibar estuvo volcado a por la remontada. Un testarazo que Boateng no pudo empalar correctamente fue la antesala a la última gran oportunidad del Eibar, con su '9'. Sergi Enrich recibía y a la media vuelta fabricaba un disparo que obligó a Raúl Fernández a sacar sus reflejos con tal de evitar el gol. Así, con sensaciones desiguales para ambos conjuntos y con el dos a dos, Alberola Rojas finiquitaba el partido.


Ficha técnica:
2- SD Eibar: Dmitrovic; Escalante, Capa, Inui, Sergi Enrich (Bebé, min 88), Paulo, Dani García, Cote (Juncà, min 72), Kike García (Charles, min 59), Arbilla, Lombán.

2- Levante UD: Raúl Fernández; Pedro López, Postigo, Chema, Luna; Campaña, Jefferson Lerma, Morales, Bardhi (Doukouré, min 88), Ivi (Shaq, min 70); Álex Alegría (Boateng, min 65).

Árbitro: Alberola Rojas. Amonestó a los locales Dani García y a los visitantes Ivi, Jefferson Lerma y Pedro López.

Goles: 0-1, min 34, Morales. 0-2, min 37, Bardhi. 1-2, min 51, Arbilla. 2-2, min 74, Charles.

Incidencias: Partido correspondiente a la 10ª jornada de la Liga Santander 2017/18 disputado en el estadio de Ipurúa.