miércoles, 3 de mayo de 2017

La marea azulgrana inunda Valencia

"Se siente, se nota: Valencia es granota". En la tarde de ayer, en las céntricas calles del Cap i Casal, se hizo más honor que nunca a dicho cántico. Centenares de seguidores del Levante se enfundaron con sus vestimentas para hacerse notar por la celebración del ascenso. Camisetas, bufandas, banderas, ranas,... no les faltaba de nada. 

-Foto: Levante UD-
La jornada se iniciaba a las 17:00 horas con el primer entrenamiento semanal de la plantilla. Se supo también que Campaña estaría dos semanas alejado de los terrenos de juego por una microrrotura en el isquiotibial de la pierna derecha, motivo por el que fue sustituido durante el transcurso del partido contra el Real Oviedo. Tampoco se ejercitó Natxo Insa, pero por precaución. En cambio, Jefferson Lerma volvió a ser uno más del grupo y pronto volverá a vestirse de corto. 

Finalizada dicha sesión de trabajo, tocaba embarcarse en el autobús descapotable. Pasadas las 18;15 horas salía del estadio Ciutat de Valencia, rodeado en su trayecto por otros coches y motos de aficionados que seguían sus pasos. Una hora más tarde, primera parada en la Plaza de la Reina para dirigirse a pie a la Basílica. Allí ya esperaban otros tantos fieles para darles un caluroso recibimiento. Los capitanes del Levante hacían la ofrenda floral a la "Cheperudeta", patrona de la ciudad. Y Quico Catalán resaltaba la protección que ella les había dado, brindándole el Levante este ascenso. 

De nuevo, regreso al autobús, ahora para el corto trayecto que les separaba hacia la Plaza del Ayuntamiento. Allí todavía se hizo notar más el ambiente festivo con el balcón engalanado con motivos levantinistas y una gran bandera azulgrana gigante, los cánticos de la gente,... Precisamente, en esa espera hasta que los jugadores ocuparon el Balcón, se produjo el curioso cántico de "Camarasa el que no bote" como guiño al centrocampista cedido al Alavés envuelto en la polémica por un comportamiento poco ejemplar hacia su club de origen. 

-Foto: Levante UD-
Mientras tanto, en el interior junto a las autoridades, algunas ausentes por otros compromisos como el alcalde Joan Ribó y el presidente de la Generalitat Ximo Puig, Quico Catalán se venía arriba y se comprometía a tener que volver por la conquista de algún título. Además mencionó la importancia y protagonismo de otras secciones del club. 

Finalmente, vitoreados al son de "Sois de Primera", los futbolistas hicieron su aparición. Y también hubo momentos graciosos y anecdóticos para el recuerdo como el volver a pedirse al unísono la renovación de Casadesús, Morales señalando la tienda del Valencia CF para que se enteraran del festejo y Rubén García como improvisada Fallera Mayor que con el "Senyor pirotècnic, pot començar la mascletà" adelantó el disparo de la misma que debía dar clausura al acto. Así y con el tema "We're the champions" de Queen sonando de fondo, se daba por concluido este segundo y último día de festejos por el ascenso del Levante.