lunes, 2 de mayo de 2016

La crónica que nunca nadie quiso escribir

Han habido muchos días de penurias, bastantes más que alegrías. Es lo que tiene ser del Levante. Se han visto derrotas dolorosas, situaciones extradeportivas muy desagradables, el club ha estado muchas veces al borde de la quiebra y liquidación,... ¿pero un descenso? Un descenso es una sensación de dolor y desgarro interno que no puede describirse con palabras.

-Foto: EFE-
En 2008, año que todos quisieran que no hubiera existido, se pasó por vergüenzas jamás imaginadas. Se volvió a Primera, dos años después como colofón del centenario. Y ahora, en mayo de 2016, se vuelve al pozo cuando la marea parecía tranquila. Se acabó la larga agonía y pesadilla de los últimos meses. Parecía estar escrito. Una historia que comenzó a rodarse durante el penúltimo día del año anterior, contra el Málaga, y que tras una vuelta entera de competición hace su aparición oficial.

El Levante es equipo de Segunda División. Ya no hay matemáticas que valgan. Estas pocas palabras y esta crónica nunca quise escribirla. No la deseo ni a mis peores enemigos. Pero ya es un hecho. Cop daba ventaja al Málaga tras el arreón inicial y el comandante Morales devolvía las esperanzas al filo del descanso culminando a la izquierda un preciso pase largo de Casadesús.

El Málaga no era quien se jugaba el descender, eran los otros, en este caso los nuestros, el Levante. Parecía que no. Se siguió intentando en la segunda parte. Los intentos fallidos de Rossi y los deméritos blanquiazules mantenían con vida. Pero otra deporable actuación arbitral, en otra jornada decisiva aunque no una causa primordial de este descenso, sacaba de sus casillas al Levante.

-Foto: Carlo Spinola-
Vicandi Garrido y su linier, por ser suaves, deberían tener cita en Opticalia. Que alguien explique, sea del equipo que sea, tenga unos mínimos conocimientos de fútbol, como estos hombres y profesionales del deporte anularon un segundo gol al Levante, en el que recibía Mauricio Cuero por banda partiendo por detrás de todo, su centro encontraba a Deyverson topando contra un Ochoa que despejó con mucha guasa y en el que Morales libre de marca y, estando ambos remates por detrás del guardameta y del defensor que se había lanzado al suelo a intentar evitar anteriormente el pase del colombiano, empujaba el balón dentro de la portería. Risas de impotencia, cabreos y hasta lágrimas serían la imagen de esos levantinistas al ver el momento en que se anulaba la acción mientras este uno a dos que acercaba la permanencia a tres puntos.

Y todo terminó en el minuto 85. Cop anotaba el dos a uno para el Málaga y, ya con todo perdido, en el descuento, Chory Castro rubricaba otro tanto para el Málaga. Y se acabó. Para bien o para mal, temporada fallida. Y ya tendremos más motivos para preocuparnos. Lloraremos como niños lo que no supimos defender como hombres. Pero lloraremos siendo del Levante.


Ficha técnica: 
Málaga CF: Ochoa; Rosales (Filipenko, min 11), Albentosa, Miguel Torres, Ricca; Camacho, Pablo Fornals (Duda, min 71), Juanpi (Atsu, min 61), Chory Castro; Čop, Charles.

Levante UD: Mariño, Pedro López, Medjani, Zou Feddal, Juanfran (Verdú, min 85), José Mari (Camarasa, min 79), Verza, Mauricio Cuero, Morales, Rossi, Casadesús (Deyverson, min 68).

Árbitro: Vicandi Garrido. Amonestó a los locales Albentosa y Camacho y a los visitantes Casadesús, Juanfran, y José Mari.

Goles: 1-0, min 30, Cop. 1-1, min 41, Morales. 2-1, min 85, Cop. 3-1, min 92, Chory Castro

Incidencias: Partido correspondiente a la 36ª jornada de la Liga 2015/16 disputado en el Estadio La Rosaleda.