sábado, 19 de diciembre de 2015

El Levante UD DM cierra una primera vuelta histórica con victoria

Los tres puntos se quedaron en el Cabanyal por cuarto partido consecutivo. El cuadro levantinista logró superar esta vez a Jumilla FS con un resultado final de 6-4 en un encuentro donde los granotas, sin opciones por clasificarse para Copa de España, tenían la labor obligada de ganar para seguir luchando con los mejores. Lograron retener los tres puntos en casa gracias a un espléndido Jordi Lledó, que marcó un póker de goles a un Jumilla que plantó cara durante el segundo tiempo pero que no consigue salir del ahogo de los puestos de descenso.

  
Foto: Jorge Ramírez // Levante UD
Una victoria poco cómoda del Levante ante el colista de la Liga, el Jumilla FS Bodegas Carchelo, que se quedó a las puertas de dar la sorpresa y cayó en el Cabanyal. El partido comenzó con imprecisiones y falta de concentración por parte de los dos cuadros, siendo el conjunto visitante quien tomó la iniciativa en la zona ofensiva, topándose con las paradas de Yeray, que no dejó que en los primeros minutos se abriera el marcador en su contra. El Levante fue cogiendo ritmo al partido y comenzó a hacer suya la posesión y las oportunidades. El gol se haría de rogar y no llegaría hasta el minuto trece. El joven Lucas, en propia puerta, hacía el primero para el cuadro granota, y segundos después Jordi Lledó marcaba el primer gol de su cuenta persona, y segundo de la noche para el Levante. Sentenció la primera mitad Pichi que con un gran derechazo batió a Fede por la escuadra. Este tanto decretaría el tiempo de descanso, donde Jumilla cogería fuerzas para realizar una gran segunda mitad y poner en aprietos al conjunto de José Escrich.

Comenzaban los segundos veinte minutos y lo hacía de cara para el cuadro jumillano que recortaría distancias por medio de Raúl Cantó. Pero cinco minutos después el partido se volvería loco y marcó Jordi Lledó para que quince segundos después hiciera lo propio Javaloy y dejara el marcador con un momentáneo 4-2. Fue entonces cuando comenzó el espectáculo arbitral y se fue expulsado por doble amarilla Raúl Cantó. El Levante no aprovechó la superioridad pero minutos más tarde, Jordi convertiría de penalti el tercero en su cuenta personal y el quinto para los granota. El Jumilla iba a por el partido pese al marcador, y Lucas recortó distancia de nuevo jugando como portero-jugador. De nuevo el cuadro murciano jugaría dos minutos con uno menos por la expulsión de Rober, pero serían ellos quienes marcarían para ponerse a un solo gol del Levante con cinco minutos para finalizar el partido por delante. Esta vez sí que aprovecharon los valencianos los minutos de superioridad y Jordi Lledó sentenció el partido con su cuarto gol, manteniéndose el resultado de seis a cuatro hasta el final.

Foto: Jorge Ramírez // Levante UD
El mismo Jordi, protagonista absoluto del partido a merced de sus cuatro goles, declaró que las buenas sensaciones se habían instalado en el Cabanyal: “Está siendo un año muy bueno, sobretodo en casa”, pero que apenas había tiempo para celebrar: “Con el siguiente partido empieza la segunda vuelta y va a ser muy importante; además es el martes. No hay tiempo para descansar, hay que pensar ya en ese encuentro”.

Todavía con la sensación de haber perdido la oportunidad de su vida: “La Copa ha sido una pena, nos ha faltado puntuar fuera de casa y estaríamos dentro”. No hay tiempo para lamentarse y la segunda vuelta tiene que ser la que certifique a los granotas como serios candidatos a estar luchando por la Liga.