sábado, 14 de noviembre de 2015

Punto de oxígeno para el Levante UD DM en su visita a Tudela

Complicado enfrentamiento el que acontecía en la pista del Aspil Vidal Ribera Navarra que recibía al Levante UD DM en la décima jornada de la Liga Nacional de Fútbol Sala. Tras salir de los asfixiantes puestos de descenso la pasada jornada, los de José Escrich llegaban a la cancha del octavo clasificado con una motivación añadida que se palpó desde el inicio del partido. El encuentro se puso muy pronto de cara para los granotas, pero no lograron hacer buenos los tres goles de ventaja con los que comenzaron y el Aspil consiguió empatar a falta de tres minutos para el final. Reparto de puntos tras un partido de titanes.

Foto: Facebook Levante UD DM
Con un quinteto inicial formado por Yeray, David Ruiz, Kiko Berrocal, Márquez y Pichi el Levante comenzó con una imagen poco habitual en las últimas jornadas. Controlando el balón, atacando y ejecutando en la portería contraria. El primer tanto llegó de las botas del capitán Kiko Berrocal tras un fallo defensivo del conjunto local. Al minuto de este gol, David Ruiz volvía a aprovechar un despiste navarro para distanciar al Levante todavía más en el marcador. El resultado se mantenía  pero eran los tudelanos los que a partir del ecuador de la primera mitad comenzaron a atacar. Un superlativo Yeray achicaba cada balón que intentaba colarse en su portaría y se coronaba como el mejor de los suyos. Mediante una contra a dos minutos del final, llegaba el tercer tanto azulgrana a cuenta de Alex Oviaño. Una rápida respuesta del Aspil propició que el resultado al descanso no fuese tan abultado. Roger hizo el cuarto del partido, primero para los navarros en el encuentro, sentenciando así la primera mitad.

Un gol que daría alas al Aspil para afrontar la segunda mitad de forma más ambiciosa. Y no tardó en volver a marcar. Nada más comenzar el segundo acto un gol de penalti de Andresito ponía nervioso al Levante y encendía al pabellón tudelano que empujaba a su equipo hacia el empate. Mientras tanto el cuadro granota esperaba atrás una contra que le diera la oportunidad de matar el partido. Esta no llegó y el cuadro local aprovechó su potencial y gran despliegue físico para marcar el gol del empate. Mediante el portero jugador, los pupilos de Pato quisieron hacerse con los tres puntos que finalmente no lograrían. El partido no estuvo exento de polémica, y la tangana se desató en el último segundo del partido cuando el colegiado no pitó una posible falta a Alex Oviaño que podría haber supuesto el cuarto gol granota.


Un punto que no deja contento a ninguno, pero que refuerza ambos en su lucha por sus respectivos objetivos. El próximo encuentro para los levantinistas será en el Cabanyal ante el Palma Futsal, otro escollo complicado para el camino hacia la salvación.