sábado, 21 de noviembre de 2015

El Levante vence al Palma Futsal en un partido memorable

Sufrir, luchar y ganar. La filosofía levantinista se ha hecho patente durante los últimos partidos disputados en el Cabanyal y es que, la sección granota del Fútbol Sala, volvió a obtener una gran recompensa al vencer por 3-2 al Palma Futsal. Un encuentro que remontó en los últimos cinco minutos para deleite de los aficionados, ante uno de los equipos revelación de la temporada. Tras ir todo el partido dos goles por debajo en el marcado, el cuadro de Escrich realizó un gran derroche físico y logró, gracias a dos goles de Carde y uno de Jordi Lledó darle la vuelta al marcador y sumar tres puntos que les afianzan en las posiciones de media tabla. Tres partidos consecutivos sin conocer la derrota y siete puntos de los últimos nueve posibles, ese es el balance que cosecha ahora mismo el Levante UD DM tras disputar el último partido frente al Palma Futsal.

El  encuentro comenzó muy mal para los granotas. El asedio de los mallorquines no se demoró y en el minuto dos, tras un desajuste defensivo en el área defendida por Yeray, Sergio aprovechó y mandó el esférico a la red para colocar el 0-1 en el marcador a favor de los visitantes. Seguidamente a ello, Joao que estaba siendo el jugador más destacado en los pocos minutos que trascurrían, sacó un gran latigazo con el pie derecho para batir al meta levantinista por debajo de las piernas, distanciando al Palma más en el marcador. Dos goles tempraneros que hicieron despertar al Levante quien pronto comenzó a controlar el partido y a tener cuantiosas oportunidades, aunque en la primera mitad no pudo efectuar ningún gol.

Foto: Jorge Ramírez // Levante UD
La segunda parte continuaría el guion de la primera. Un toma y daca por parte de los dos equipos que únicamente pudo romper José Escrich. El míster levantinista optó, cuando faltaban diez minutos para la conclusión del encuentro, por portero-jugador. El Levante atacaba de cinco y tras todo el partido de intentos fallidos, logró hilar una gran jugada que remataría Cristian Cárdenas para colocar el primer tanto levantinista en el marcador cuando el tiempo corría en contra de ellos. Ante el incondicional apoyo de la grada, el equipo respondió a los gritos de “Si se puede” y Carde de nuevo, apenas treinta segundo después de hacer el primer tanto, marcaba el segundo para poner tablas en el marcador y para romper las gargantas de aquellos que estaban en el pabellón. Un resultado merecido para ambos equipos por la lucha en la pista, pero que contaría con colofón final para los locales. Con cinco minutos todavía por delante, José Escrich quiso jugársela. Saltó de nuevo Carlos Márquez como portero-jugador para concluir el partido atacando de cinco. La valentía del técnico tuvo su recompensa. El killer granota, Jordi Lledó salió al parqué para reencontrarse con el gol y así lo materializó. Cuando solo faltaban 58 segundo para el final del encuentro, el cuadro granota anotaba el tercer tanto que daba una victoria muy importante al Levante y tres puntos que aumentan el colchó con respecto a los puestos de descenso.


Además, son tres puntos importantes de cara al calendario. El Levante viajará casi mil kilómetros para disputar el próximo martes el encuentro correspondiente a la jornada número doce frente al Burela, donde el cuadro granota intentará alargar la racha encarrilada durante los últimos encuentros.