sábado, 17 de octubre de 2015

El Levante UD DM y las buenas sensaciones caen en el Cabanyal

Los levantinistas se conjuraban en los aledaños del Pabellón del Cabanyal para intentar continuar con la imbatibilidad en su cancha. Una racha que se vería interrumpida en la jornada número seis de la Liga Nacional de Fútbol Sala y frenaba en seco ese comienzo de ensueño de los de José Escrich tras conseguir cinco puntos en las primeras cinco jornadas y estar luchando por los puestos de Copa de España. Los causantes de ello, el histórico Magna Gurpea, que al igual que el Levante llegaba rozando los puestos de play-off. Este no tuvo rival en la pista, goleó al Levante con un abultado resultado final de 1-7 y sumó los tres importantes puntos del partido. Los levantinistas, pese a recuperar a Javi Sena, llegaban con la ausencia de Jordi Lledó a causa de las molestias que arrastraba días atrás. También el pivot del Magna, Carlitos, se quedaba en casa debido a que aparte de estar lesionado, había sido padre esa misma noche.

Foto: Jorge Ramírez / Levante UD
Comenzaba el partido con una afición, como cada partido, entregada al fútbol sala de su equipo, pero pronto los que responderían serían los norteños que dejaron claro en los primeros instantes de juego que no habían llegado a Valencia para pasearse. El internacional español, Rafa Usín, con la participación involuntaria del levantinista Kiko, abría el marcador para el XOTA en el minuto dos y comenzaba el festival navarro. Tan solo un minuto después, el eterno capitán del cuadro verde, Eseverri hacía el segundo gol fruto de la veteranía y el buen juego de los visitantes. Dos tantos tempraneros que pillaron al Levante desprevenido durante el comienzo del partido. Pero los navarros no se conformaban, y con una defensa muy compacta e inquebrantable y un ataque acertado, en los primeros diez minutos se apuntaron al festival de goles Saldise y Jesulito, lo que hacía que el luminoso reflejara un 0-4 a favor del Magna.

Llegó el descanso con el resultado de cuatro goles de diferencia a favor de los navarros y con un Levante que se está viendo superado en todos los sentidos por sus rivales. Los locales estaban mostrando su peor cara de la temporada.

La segunda parte comenzaba con un quiero y no puedo de los granotas que comenzaron a atacar de cinco jugadores. Así llegó, aunque tarde, el primer gol del Levante a cargo de Charlie. El Magna se conformaba con el abultado resultado y el Levante buscaba hacer daño pero sin acierto, porque los visitantes, aprovechando la inferioridad rival, y ese hueco en la portería, consiguieron tres goles más en los últimos cinco minutos que catapultaban al Levante y plantaban el 1-7 en el marcador.


Tras la derrota 7-0 frente al Movistar Inter, y esta última frente al Magna Navarra, el Levante afronta con mucha dificultad otro de los partidos más difíciles de la temporada, ante El Pozo Murcia, un escenario idóneo para reencontrarse con la victoria, pero complicado como pocos.