lunes, 25 de mayo de 2015

Entrevista a Morales: "La unión de todos es lo que ha llevado a conseguir esta salvación"

-Los aficionados levantinistas a través de nuestra web te han seleccionado con los votos durante toda la temporada como el MVP Granota, con amplia diferencia respecto a tus perseguidores. ¿Es motivo de orgullo este reconocimiento del público? ¿Qué mensaje les enviarías como agradecimiento?
 La verdad que sí es motivo de orgullo que la gente valore tu trabajo a través de este premio que organizáis en Mundo Levante UD. Les diría a todos ellos que muchas gracias por valorarlo y que es un honor por ser el primero.


Foto: María Villanueva / Mundo Levante UD
 -¿Cómo valorarías tu temporada a nivel individual? ¿Te ha quedado algún objetivo por cumplir o te marcas alguno de cara a la próxima temporada?
 Individualmente no me puedo quejar. He disputado 35 partidos, el rendimiento ha sido muy bueno,... Si me marco algún objetivo, quizás sería marcar algún gol más. Pero ha sido el primer año, he marcado tres y estoy bastante contento.

-Tu contrato finaliza este verano. ¿Tendremos Morales para rato en el Levante?
Sí. Hay una opción unilateral del club y creo que a lo largo de esta semana se llevará a cabo. Creo que el club apostará una vez más por mí y yo estaré muy agradecido porque el Levante es quien me ha permitido conocer el fútbol profesional, la primera división, y yo se lo agradeceré con estos años de renovación y si pueden ser más, pues más.

-Tu gol contra el Valencia ya forma parte de la historia de los derbis al ser de los más bonitos e importantes en el devenir de estos encuentros. ¿Dirías que fue tu partido más especial o destacarías alguna otra participación?
 Jamás olvidaré ese gol por lo que significa. El equipo estaba pasando por una mala racha, se había cambiado de entrenador y en un momento en que Lucas (Alcaraz) no contaba mucho conmigo. Ese gol fue un antes y un después y a raíz de entonces empecé a entrar más en las alineaciones. No solo por la importancia sino también por lo personal, lo valoro muchísimo.

-Desde la llegada de Alcaraz, poco a poco te has ido ganando su confianza siendo uno de los futbolistas que más participación ha tenido. De hecho te ha probado en numerosos puestos y en ambas bandas. ¿En dónde te has sentido más cómodo?
Uno se siente más cómodo en su posición natural, en mi caso en el extremo izquierdo. Si que es verdad que a lo largo de la temporada el míster ha confiado en mí para ponerme en otros puestos y en ningún momento me he sentido más incómodo. He intentado rendir al máximo nivel y creo que puedo estar contento de como ha sido todo.

-A pesar de tener un perfil ofensivo, otra de tus virtudes es tu rapidez. ¿Crees que eso te ayuda a desempeñarte mejor en líneas defensivas o suplir posibles carencias por inexperencia?
 Sí. Creo que al final cada uno sabe cuales son sus limitaciones y sus virtudes y a partir de ahí cuando sale al campo saber que puede ser peor o mejor en cada acción. La velocidad es una virtud y creo que sé aprovecharla al máximo.

-Durante este año has defendido el dorsal 11, un número que parecía maldito en el Levante por lesiones, fracasos deportivos,... hasta que lo cogió Rubén y que definitivamente has hecho olvidar. ¿Conocías su historia? ¿Eres supersticioso?
No conocía esa historia. Si la hubiera conocido, tampoco hubiera escogido otro dorsal. Sabía que Rubén iba a cambiar el número y el que a mí me gusta es otro, pero por veteranía de otros compañeros hay que respetarlo. Me siento muy cómodo con el 11 y tal y como me ha ido la temporada creo que los años que esté aquí en el Levante no lo voy a cambiar.

-A nivel colectivo, ¿cómo valorarías la temporada del Levante? ¿En qué piensas que se podía haber mejorado?
 Ha sido una temporada muy complicada. El equipo ha tenido muchos altibajos. Se podía haber mejorado fases de no encajar tantos goles y poco a poco el equipo se fue armando e incluso en ciertos partidos quedamos sin encajar. Eso a final de temporada se ha notado porque hemos reaccionado bien y sabía lo que se estaba jugando. Llegar a la última jornada sin tener que jugarnos el descenso es motivo de orgullo para todos.

-Como bien comentas, la temporada ha sido complicada a pesar de la permanencia lograda con una jornada de margen. Además de la mejora deportiva, ¿piensas que la campaña de "La Unión es la Salvación" ha facilitado el camino?
 Sí, creo que en los momentos en que el equipo no está bien toca estar juntos y tirar todos del carro. Sí es verdad que hay jugadores que tienen más experiencia, pero a los que son jóvenes o noveles en la categoría nos cuesta un poquito más. Gracias a esa veteranía en el campo se ha hecho notar y junto al apoyo de la gente hemos alcanzado el objetivo.

-La temporada 2015/16 será la sexta consecutiva en que el Levante militará en primera división. ¿Es momento de que no se sufra tanto por la permanencia y poder aspirar a algo más?
El objetivo del club es siempre mantenerse en primera división. Sí que es verdad que conforme van pasando los partidos y la salvación se acerca, siempre puedes optar a más. Pero lo primordial es seguir en la máxima categoría, además es la primera vez que el equipo consigue este récord de seis temporadas consecutivas. ¿Por qué no pensar en una séptima?

-Muchos futbolistas tanto del primer equipo como de otras secciones del club, destacan que el Levante es una gran familia. ¿Piensas que hay algún equipo que supere esta unión tanto dentro del vestuario como con el trato con los aficionados?
No. Creo que lo que une a un buen vestuario es que haya buen ambiente tanto dentro como fuera. Estoy sorprendido porque este vestuario es como una familia, todos somos como hermanos y la gente lo debe notar. La unión de todos es lo que ha llevado a conseguir esta salvación. Mucha gente puede decir que ha sido la permanencia más barata, pero a la vez la más complicada.

-La temporada se comenzó con Mendilibar, quien a las pocas jornadas fue destituido. Un hecho casi insólito en el club. ¿En qué piensas que pudo fallar el técnico? 
 No creo que yo sea quien para valorar en que pudo fallar. Es verdad que el equipo no estaba obteniendo resultados y dando sensación de equipo blando. Quienes toman la decisión son los de arriba y ante ello no podemos hacer nada. Fue una pena porque era una gran persona y a todos nos duele que se tenga que despedir a alguien. Tuvimos que pasar página rápido porque teníamos cinco puntos y éramos últimos de Liga.

-¿El cambio de entrenador y la aclimatación con Alcaraz fue rápida o costó más de lo normal habituarse al nuevo estilo?
Alcaraz llegó un miércoles o jueves y teníamos partido el sábado. No hubo mucho que poder que trabajar esos días y se notó en el primer partido donde perdió tres a cero en Balaídos. Pero a partir de entonces el míster comenzó a preparar sus cosas, lo fuimos asimilando muy bien y de hecho hubo un cambio con buenos resultados contra Almería y Valencia que permitió dar un salto en confianza al equipo. A Alcaraz se le trajo para conocer la permanencia y así ha sido.

Foto: Jorge Ramírez / Levante UD
-En el año 2012 llegaste a jugar en tercera división con el filial. En el vigente campeonato has competido entre los mejores. Es un gran salto que has experimentado en poco tiempo. ¿Ha merecido la pena esta espera? ¿Pensabas que llegaría tu momento?
 La verdad que sí que ha merecido la pena. Yo cuando llegué al Levante sabía que si quería llegar al fútbol profesional tenía que ser la última oportunidad porque llegar a un filial con 24 años es muy difícil y tenía que aprovecharlo, y así lo hice. Ese año hicimos play-off quedando segundos, el año siguiente en 2ªB quedando terceros. Fueron dos temporadas muy bonitas y una vez firmo con el primer equipo, la cesión en Eibar ha servido para formarme y estoy contento con la progresión.

-¿Qué diferencias has encontrado en el fútbol a la hora de competir en las distintas divisiones? 
 Cada categoría es un mundo. Empiezas por los campos de tercera y segunda b donde encuentras algunos de césped artificial, con un fútbol más directo. El ritmo de partido también varia, es más rápido conforme asciendes. Lo que más me ha sorprendido es esto último, la calidad y la velocidad a la hora de tomar decisiones.

-¿Que consejo darías a aquellos jóvenes u otros futbolistas que militan en categorías inferiores y sueñan con debutar en primera división?
 Que no dejen de intentarlo. Es una experiencia muy bonita y a la vez muy difícil porque tienes que dejar de lado muchas cosas. En mi caso cuando yo llegué a Valencia solo tenía a los compañeros del equipo y no a los amigos y familia al no ser de aquí. Tienes que tener mucha fuerza mental. Si te propones un objetivo, tienes que intentar superar todos los obstáculos que te interponga el tiempo y la vida y saber que al final si llegas es por merecimiento y que nadie te ha regalado nada.

-La temporada pasada estuviste cedido en el Eibar, consiguiendo un ascenso histórico. ¿Dirías que ha sido el club donde has disfrutado más de la esencia del fútbol?
No. La esencia pura del fútbol diría que es la primera división, o al menos aquí en España. Lo que sí es verdad es que fue mi primer ascenso que vivía deportivamente, ya que el filial del Levante lo consiguió comprando una plaza, y fue una sensación muy bonita el ver disfrutar a todo el pueblo. Pero la esencia del fútbol se vive en el verde y como la primera división no hay ninguna.

-Sin embargo, este año, el propio Eibar comenzó como revelación de la Liga y se ha precipitado a puestos de descenso. ¿A qué piensas que puede haberse debido semejante cambio?
 La primera división es muy dura. Hicieron una primera vuelta muy buena consiguiendo 27 puntos y casi todo el mundo daba por hecho que se iba a salvar. Se han podido dejar llevar un poco, con una plantilla incompleta al no haber podido incorporar a algún jugador en el mercado invernal, al final se ha hecho largo y lo han pagado en este vuelta llegando al final con muchas opciones de descenso. Es una cosa que me dolería porque he estado ahí y he disfrutado de la gente.

 -Futbolísticamente hablando, ¿Qué compañero te ha sorprendido más? ¿Y de los rivales?
Prácticamente los conocía a todos ya, pero por quedarme con alguno diría a Toño, a quien me enfrenté más joven en categorías inferiores y después de varios años me ha sorprendido muchísimo su progresión. En cuanto a rivales lo típico: el físico de Cristiano Ronaldo, la calidad de Messi,... y poder jugar contra estos jugadores es un auténtico lujo.

-Durante todos tus años como profesional, ¿cual dirías que ha sido tu mejor y peor momento?
Mi mejor momento tengo dudas porque podría ser el ascenso con el Eibar o mi debut en primera con el Levante en San Mamés. Ambos fueron momentos muy especiales. Y mi peor momento diría que igual fue con la llegada de Alcaraz, pasando de jugar bastante con Mendilibar a estar en un segundo plano. Nunca dejé de trabajar y seguir intentar ayudando al equipo y poco a poco seguir haciendo lo que ahora para ganarme su confianza.

-¿Cual dirías que es tu mayor virtud? ¿Y algún defecto por mejorar?
La virtud que tengo es la velocidad y desparpajo en el uno contra uno, sin tener miedo a perder el balón al encarar al oponente. Siempre hay algo que mejorar y me gustaría ser más valiente cuando el balón está por arriba.



Por último, sometemos a Morales a nuestro test Mundo Levante UD:
Una comida: Tortilla de patatas
Una canción: "La última esperanza", de Warcry
Un libro: Los pilares de la tierra
Un animal: El perro
Coche o moto: Coche
Playa o montaña: Montaña
Una película: 300
Una serie: Modern Family
Un color: Azul
Un/a deportista: Rafa Nadal
Un día de la semana: Los días de partido
Un gol o partido para el recuerdo: El gol contra el Valencia CF
Un rincón para perderse: En mi casa estoy muy a gusto
Un sueño por cumplir: Estar muchos años con el Levante en primera división


ARTÍCULO PATROCINADO POR: