domingo, 29 de marzo de 2015

El Levante UD DM logra la permanencia en su debut en la LNFS

Foto: Jorge Ramírez // Levante UD
Objetivo conseguido. A falta de cuatro jornadas por disputarse, el equipo masculino que representa al Levante en la Liga Nacional de Fútbol Sala ha cosechado una importante e histórica permanencia en la división de oro tras empatar en la cancha del D-Link Zaragoza y al caer derrotado el Uruguay Tenerife. El cuadro granota, con apenas cinco años de vida, ha visto como ese sueño que ya el año pasado en segunda división comenzó a gestarse, ha terminado de manera pletórica y es que ningún equipo había conseguido tal hito. Se ha consolidado en el más alto nivel después de un año complicado pero con jugadores entregados y sacrificados que han luchado por ello. Con José Escrich a la cabeza y capitaneado por Kiko Berrocal, el conjunto levantinista estará el año que viene de nuevo en las pistas más importantes del fútbol sala español.

Ese afamado #JuntosPorUnSueño del que cientos de granotas han sido participes, goza ahora de su máximo esplendor. Todo comenzó hace justo un año con la remontada y victoria del Levante en el Cabanyal ante el mismo Uruguay Tenerife que hacía que el conjunto levantinista estuviera muy cerca de aquel ascenso que finalmente se consumaría a la máxima categoría. Con una hinchada exuberante, encabezada con el apoyo incondicional de la Peña Sin Tregua partido tras partido, el Levante debutaría por primera vez en la historia en primera división y lo haría como el único equipo de la ciudad de Valencia después de seis años sin representación valenciana en la máxima categoría.

Foto: LNFS
Comenzaría la andadura en primera división de la forma más dura, enfrentándose al equipo campeón de Copa, el FC Barcelona, y ante la atención de toda España. El Levante supo plantarle cara al equipo culé aunque cayó derrotado. Sin pena y si con mucha gloria el cuadro de Escrich consiguió su primera victoria una jornada después en Lugo ante el Prone y ahí comenzó el camino que ha sido complicado pero solventado con una gran profesionalidad y mucha eficacia. Partidos épicos que pasarán a la historia del Levante como las victorias en Santiago y frente al Palma Futsal, el empate en la Fonteta ante el campeón de Liga, el Inter Movistar, o el mismo empate conseguido en la pista de Zaragoza que hacía que el Levante prácticamente se consolidara en primera división serán recordados durante mucho tiempo por los granotas.

Pese a quedar en tierra de nadie, el Levante con 23 puntos a falta de 12 por disputarse, ha resuelto holgadamente el objetivo y le espera un nuevo año intenso y emocionante en la LNFS. Desde MundoLevanteUD solo queda felicitar a cada uno de los integrantes de la plantilla, cuerpo técnico y directiva por el hecho conseguido.

ARTÍCULO PATROCINADO POR: