sábado, 13 de septiembre de 2014

El FC Barcelona sentencia pronto al Levante UD DM en su debut en la LNFS

Foto: Arnau Llopis / Levante UD
En el retorno del fútbol sala de primer nivel a la ciudad de Valencia, la Fonteta de Sant Lluís se engalanaba con la presencia de más de cuatro mil aficionados para para presenciar el debut de un buen Levante frente al histórico y potente FC Barcelona Alusport. El aplastante comienzo de los catalanes hizo que el resultado final fuera un abultado 2-6, pero los granotas dejaron en la cancha destellos de calidad, sobretodo en la segunda mitad, que demuestran que no están en la primera división para pasearse, sino que han llegado para quedarse.

El Barça, que desde el primer momento se mostró superior en el encuentro, gozó de las primeras oportunidades para abrir el marcador, y fue en el minuto tres cuando un potente disparo de Sergio Lozano se coló en las mayas de un portero levantinista que nada pudo hacer. Tampoco se hizo esperar el posterior gol, ya que dos minutos después de que el conjunto culé sumara su primer tanto vino el segundo, esta vez de Wilde, que había tenido ya ocasiones anteriores. Con la grada entregada el Levante seguía creyendo en sus posibilidades y probó en numerosas ocasiones a Sedano. Sin éxito para los granotas, llegó el tercer gol del Barcelona, no exento de polémica ya que Ferrao pudo haber controlado el balón con el brazo antes de colarlo en la portería. Para muchos el partido podría estar sentenciado incluso antes de terminar la primera parte, y el Barça, que veía que podía seguir haciendo daño a los de Escrich, continuó con su goleada. Se acercaba ya el final de los primeros veinte minutos cuando de nuevo Wilde marcaba para aumentar la ventaja y unos segundos más tarde era Sergi Lozano el que de nuevo incrementaba las diferencia. Un doloroso resultado que Jordi Lledó pudo maquillar tras lanzar dentro un doble penalti que ponía al Levante con un gol en el marcador por los cinco del Barça para llegar al fin de la primera parte.


Foto: Anau Llopis / Levante UD
En la segunda mitad se vio a un Levante diferente. La unión entre jugadores y afición llegó a tal punto que el equipo valenciano logró marcar el segundo gol. José Revert fue el encargado de ponerle el miedo en el cuerpo a los catalanes que, con cuatro faltas y tres goles de ventaja veían como los granotas se acercaban a su portería. Lo cierto es que, pese a la multitud de llegadas de los azulgrana, el cuero no traspasaba la línea de gol, por lo que ese dos a cinco prevaleció durante gran parte del segundo tiempo. A cinco minutos del final el Barcelona marcaría el sexto y definitivo gol, mediante las botas de Aicardo, y sentenciaba así al Levante en su debut liguero en la primera división de la Liga Nacional de Fútbol Sala. 


ARTÍCULO PATROCINADO POR