miércoles, 20 de noviembre de 2013

Keylor Navas: el felino más temido

Le ha costado muchísimo trabajo. Años en la sombra, algunos vaivenes y un enorme sacrificio. Pero por fin, a día de hoy, nadie osa poner en entredicho el nombre de Keylor Navas. Detractores por doquier navegando en un mar de críticas vertidas sobre el costarricense han precedido a aquello en que creo que, casi todos, coincideremos: Keylor es uno de los mejores guardametas de la Liga BBVA y, además, vive un momento pletórico de forma.

-Fotografía: Columbia
Nacido el 15 de diciembre de 1986 (en justo un mes cumplirá los veintisiete años) en Pérez Zeledón, cantón número diecinueve de la capital costarricente, San José,  Keylor Antonio Navas Gamboa dio sus primeros pasos como futbolista en la escuela ADEFIP de la región. En Pérez Zeledón se localiza una parte del Parque Chirripó, lugar en el que se sitúa el cerro Chirripó (cumbre más alta de Costa Rica) y que aglutina elementos geográficos espléndidos en un marco de ambiente y naturaleza incomparable.

A los catorce años, el arquero puso rumbo a las categorías inferiores del club más laureado del país, el Deportivo Saprissa. Cumpliendo objetivos y expectativas con precocidad y alcanzando las cotas más altas, conquistó seis campeonatos locales con Los Morados y una Copa de Campeones de la CONCACAF, además de integrar la plantilla de la entidad josefina que disputó el Mundial de Clubes de la FIFA de 2005.

Su llegada a España

En el verano de 2010, Keylor Navas aterrizó en España con el objetivo de hacerse un hueco dentro del panorama futbolístico europeo que tan necesario es a día de hoy para crecer y lograr las máximas cotas posibles como futbolista. Envuelto en una enorme polémica, finalmente se concretó su traspaso al Albacete Balompié, militante por entonces en la división de plata. Para nadie pasó desapercibido el excelente rendimiento del guardameta bajo palos, lo que le convirtió en una codiciada pieza para muchos conjuntos de la máxima categoría del fútbol español y para equipos de otras competiciones de gran calado.

Cesión y fichaje definitvo por el Levante UD

-Fotografía: Blaugranas-
El Levante UD se llevó el gato al agua y logró la llegada de Keylor a la entidad en forma de cesión, preacordándose un futuro traspaso que apenas superaría los dos cientos mil euros. Tras una primera temporada donde se vio claramente relegado a vivir bajo la alargada sombra de Gustavo Munúa, el pasado curso (efectuada de manera definitiva la opción de compra por tres temporadas) disfrutó de un mayor protagonismo en el arco, gozando de la titularidad en los envites europeos y coperos y adueñándose definitivamente del puesto después de la polémica que envolvió a determinados futbolistas de la plantilla entre quienes se encontraba el portero uruguayo.

Un momento dulce

La pasada temporada sirvió de transición para Keylor. Consolidado ahora mismo en la portería y creciendo día a día, el costarricense vive en la actualidad el momento más dulce de su carrera. Ha sido capaz de sobreponerse, de ser paciente y de, tal vez, verse sometidos a decisiones no del todo justas. Con más críticas que halagos, inmerecidas casi en su totalidad, Navas se encuentra en una posición más fuerte que nunca dentro de la plantilla y lo demuestra jornada tras jornada con intervenciones meritorias y actuaciones de escándalo. Rápido, ágil e inteligente. Con unos reflejos de escándalo y una capacidad innata de no complicarse la vida en ningún momento. Quizá de ahí provengan las críticas más fervientes de sus detractores desde la grada: "No bloca una", se escucha a menudo. Puede que tengan razón y ése sea el punto que debe reforzar con más ahínco y seguir trabajando día a día. Porque tenemos en nuestras manos un diamante que dejó de estar en bruto ya hace unos meses.


ARTÍCULO PATROCINADO POR ERVIMA GRUPO