jueves, 6 de septiembre de 2012

¿Qué ha sido de...? : Los jugadores de la temporada 2011/12

El período oficial para la temporada 2012/13 terminó. Hubo jugadores que vinieron y otros que se marcharon. En el caso del Levante Unión Deportiva, como viene siendo habitual durante las últimas campañas, el movimiento de futbolistas ha sido constante. Por ello, es hora de conocer sobre que ha sido de los hombres que también llevaron al club a poder disputar competición europea y que no han seguido vinculados a la entidad de Orriols. Os traemos el especial: "¿Qué ha sido de...? : Los jugadores de la temporada 2011/12".

Comenzamos por uno de los mayores protagonistas y que, gracias a su trabajo y goles, tuvo mucha culpa del éxito. Arouna Koné fue todo un profesional. Llegó a última hora cedido desde Sevilla FC con el objetivo de hacer olvidar a Felipe Caicedo. Y vaya sí lo hizo. Un total de 17 goles aportó, y sin poder disputar los últimos encuentros por una lesión que aún se pone en duda con tal de que no volviera a Nervión si marcaba otro tanto. Finalmente no fue así y el costamarfileño firmó un contrato con el Levante UD, pero buscando un traspaso a la Premier League y que de esta operación se beneficiaran el club (como favor por confiar por él cuando pocos o nadie lo hicieron) y el mismo Koné. El Wigan Athletic del técnico español Roberto Martínez abonó un total de 5 millones de € + 1 millón en caso de disputar 30 encuentros. Hasta la fecha, Koné ha disputado ya tres encuentros, aportando su primer gol y dando una asistencia.

Vamos ahora con uno que no terminó la temporada completa, sino que salió en el mercado invernal. El central Nano comenzaba una aventura asiática, en el Guizhou Rehne, en dónde se encontraría con un viejo conocido como es Rafa Jordà. A cambio, el Levante UD recibía medio millón de euros, y el jugador pasaba a tener una mejor ficha contractual. El defensa disputa habitualmente como titular los encuentros con el conjunto chino.

Precisamente Rafa Jordà fue el primero de todos en dejar el barco granota. Debido a la falta de oportunidades por tener por delante a Aranda y Koné -incluso a Roger en ocasiones- y sin apenas confianza de Juan Ignacio Martínez, el "9" prefirió buscar una salida para seguir disfrutando deportivamente y que no le llegara a pasar factura en el aspecto personal. Ya conocemos el desenlace. Tras los tira y afloja con el Levante, rompió su vinculación y se unió al club que del Guizhou.

Uno de los futbolistas más polémicos y con quien más paciencia se tuvo sin obtener los resultados deseados de él, y a pesar de su calidad, fue Wellington Silva. El joven brasileño nunca llegó a amoldarse a lo exigido ni por Luís García Plaza ni por Juan Ignacio Martínez. Cuando parecía que podía llegar a obtenerse frutos del atacante cedido por el Arsenal, unas malas conductas durante unos entrenamientos hicieron tirar la toalla definitivamente con él. Su mala cabeza y una serie de actos no adecuados atribuídos fuera del terreno de juego, hicieron que durante aproximádamente un año Wellington únicamente disputara unos minutos en encuentro oficial. Aún teniendo contrato con el Levante, el propio club renegoció con el Arsenal para buscarle una salida. Su destino fue el CD Alcoyano, donde tuvo una mayor presencia, anotando un par de goles, pero sin hacerse con la titularidad y descendiendo a la 2ª división B. Para la temporada 2012/13, recala de nuevo en la división de plata, siendo esta vez en la SD Ponferradina, un recién ascendido.

De Wellington, nos movemos seguidamente a "su sustituto", quien llegó en su lugar a mitad de la temporada anterior. Otro brasileño, que recogía su dorsal número 11, procediendo también del Arsenal y siendo ambos muy buenos amigos. Botelho ya llegaba cedido al Levante -y tras haber jugado previamente en el Rayo Vallecano- envuelto en problemas. Al futbolista se le involucraba en un accidente de tráfico a altas horas de la noche y conduciendo bebido. Con la indecisión de Manolo Salvador y Quico Catalán pero con la confianza del míster que lo conocía de anteriores etapas, se decidió seguir adelante con la operación. Poco duró la calma. Tras la visita al Santiago Bernabéu, Botelho fue pillado de fiesta (también con otros dos compañeros) y no volvió a Valencia con el equipo. La bomba estalló y se le impuso una sanción económica y estuvo sin entrar en la convocatoria durante varios encuentros por esta falta grave. El agua volvió más o menos a su cauce y de cara a los últimos compromisos llegó a cuajar algunas buenas actuaciones. Este verano el entrenador volvió a insistir en él, pero el club no cedió una segunda vez. El destino ha deparado que Pedro Botelho juegue en la 2ª división brasileña, con el club llamado Atlético Paranaense.

Uno de los culebrones del verano se dio con Xavi Torres. Tras varias campañas siendo la pareja ideal de Iborra sobre el césped, el Levante ejerció la compra a los derechos del jugador, abonando una cifra de 300.000 € al Málaga CF. Llegaban las sorpresas. El centrocampista se negaba a comprometerse con los de Orriols, exigiendo o bien siendo traspasado al Getafe CF o contar bajo las órdenes de Pellegrini en el propio club malaguista. Dándolo por un caso imposible y para evitar pasar por los juzgados, el Levante cedió y Xavi Torres se salió con la suya, rubricando su firma por cuatro temporadas con el Getafe CF del ex-técnico granota Luís García Plaza, que abonó una cifra económica como compensación para facilitar el acuerdo pacífico.

Desgraciadamente, no todos los componentes del EuroLevante han encontrado acogida. Ha sido el caso de Asier Del Horno. El lateral vasco estuvo dos temporadas con el Levante UD. Procedente del Valencia CF y siendo criticado por la afición de Mestalla por sus salidas extradeportivas y buscar el mayor beneficio económico, Asier calló bocas y cuajó una grandiosa temporada, jugando de lateral o central, y que le sirvió para que le ofrecieran jugar un año más en el Ciutat de València. Sin embargo, durante esta segunda campaña y debido en la mayor parte a lesiones, le hicieron perderse multitud de compromisos y los disputados no dio el mismo nivel. A sus 31 años y tras mostrar interés algunos equipos de primera y segunda división en poder contratarle, Del Horno está actualmente libre.

Uno de los procedentes desde la cantera granota, también decidió decir adiós. Marc Mateu no quiso esperar más tiempo para poder ser uno de los habituales y tener minutos con el primer equipo, a pesar de una cláusula impuesta tiempo atrás cifrada en 10 millones de euros y las promesas de que llegaría a pasar tras sus cesiones a distintos equipos (Real Unión, Badajoz y Real Zaragoza B). Cansado de la falta de confianza y estando capacitado para realizar un buen papel, rescindió con el Levante UD y retornó a la capital aragonesa, en dónde jugó durante la segunda mitad de la temporada anterior tanto en su puesto de centrocampista como de defensa central.

Uno de los veteranos de guerra pero ni mucho menos acabado es un asturiano reconocido por su mechón de pelo blanco. El bueno de Javi Venta brindó dos buenas temporadas al club granota, con algunas actuaciones dignas de recordar y dejando la asistencia a Koné en el gol que daba la victoria contra el Real Madrid en el Ciutat de València. Sin embargo, su rendimiento fue a menos durante el segundo tramo de este inolvidable 2011/12 y la decisión final del club levantinista fue no renovarle. Javi volvería a casa, en dónde es querido y toda una leyenda, al Villarreal CF. En estos primeros encuentros está siendo el lateral diestro titular del equipo amarillo.

Y de una leyenda del club castellonense pasamos a otra, pero esta ya lo es de nuestro club centenario. Tras cuatro temporadas visitiendo la zamarra blaugrana, llegando en uno de los peores momentos y haciendo crecer a este equipo con su casi medio centenar de goles, Rubén Suárez ponía fin a su etapa como granota. Cuatro años cargados de buen trabajo, compromiso y alegrías. Con la llegada de Barkero y estando de técnico Juan Ignacio Martínez, el rol del mediapunta pasó a ser normalmente el de revulsivo, algo que no gustaba ni mucho menos al asturiano, por su ambición y por seguir aportando una abundante cifra de tantos anotados. Las negociaciones de renovación tampoco fueron las queridas por el jugador, y aunque fue algo que no hubiera deseado, Rubén decidió finalmente cambiar de equipo. Se barajó la posibilidad del Deportivo y el Sporting de Gijón, pero viajó a China y se comprometió con el mismo equipo que sus ex-compañeros Rafa Jordà y Nano, siendo el tercer español y ex-granota en dicha plantilla.

Otro de los culebrones de este mercado fue el de Gustavo Cabral. Tras llegar cedido por el Arsenal de Sarandí y cuajar notables actuaciones yendo de menos a más tras la marcha de Nano, convenció al Levante para volver a contar con él e incluso acceder a pagar una cifra económica para contar con sus derechos. Se negoció y mucho con tal de rebajar la cifra requerida y buscar un acuerdo. Toda parecía hecho, desde la prensa se anunciaba acuerdo, pero a última hora apareció el Celta de Vigo. Una diferencia de unos 100.000 € aproximádamente y una ficha algo superior, hicieron cambiar el rumbo de todo en el último instante. Algo que sentó muy mal entre la afición y alguno de los propios jugadores del Levante, que desenmascararon al argentino comentando sus deseos de volver aquí, pero mostrando su interés económico a la hora de la verdad.

El último de los quebraderos de cabeza de estos meses fue el de Valdo. Dos temporadas de buen fútbol que le hicieron resurgir como el futbolista que tanto prometía. Máximo asistente en el primer año, uno de los que más en el segundo, una buena suma de goles y un gran sacrificio en cada partido fue lo aportado por el caboverdiano. Su contrato finalizaba. El Levante lógicamente le ofreció la continuidad, incluso pudiendo llegar a ser el mejor pagado de la plantilla. Pero Valdo no daba señales de vida, estaba como aislado de todo. Un comportamiento no muy adecuado para su imagen. Tal y como se avanzó de esta misma web, es decir, desde Mundo Levante UD, al interior le llegó una importante oferta de tres temporadas desde Arabia Saudí, del Al-Ittihad. No se decantó por ella, y con el paso del tiempo el club árabe perdió el interés por su contratación. Transcurridos muchos días, se anunció que Valdo firmaba por el Atlante, equipo del país de México.

De los que se marcharon en el mercado invernal, Nano, Rafa Jordà, Wellington y Marc Mateu no fueron los únicos. Hubo uno más. Se trata de Carlos Aranda, que tan solo estuvo medio año como jugador levantinista. Seis meses de escasas aportaciones, con un solo gol y cuestionado por su sobrepeso. Viendo que estaría a la sombra de Koné y que no tendría un papel importante, decidió firmar por el Real Zaragoza por lo que restaba de temporada y otra más, ingresando 100.000 € el Levante por el traspaso.

Por último y después de tanto nombre citado, fue precisamente el que más tarde llegó. Tras el "fracaso" en buscar un delantero en el mercado invernal con buenos registros goleadores, el recurso y quien finalmente llegó para la delantera fue Abdelkader Ghezzal. Poco tiempo bastó para darse cuenta de que en caso de tener que actuar como máxima referencia y no por detrás del punta, el futbolista no rendía igual y hacía perder potencial al equipo. No estando Koné, se temió por perder la clasificación europea, pero en la última jornada el franco-argelino se vistió de héroe y anotó dos goles tras muchos meses de sequía goleadora en su cuenta particular. Para este nuevo ciclo 2012/13, el AS Bari italiano será su club.

En resumen, todos ellos jugadores que forman parte de la historia del club. A algunos se les recordará por cosas mejores, y a otros no tanto. Pero a todos ellos, habiendo aportado en mayor o menor medida, suerte haya en donde el futuro os lleve.