Carlos Álvarez y Jorge Cabello apuestan por "aprender de los referentes"

En esta primera semana de pretemporada, en la que la plantilla ya acumula tres sesiones de trabajo en sus piernas, ha tenido lugar en el Ciutat de Valencia uno de los protocolarios actos programados. En este caso, se trataba del acuerdo firmado con Silbo Telecom, nuevo patrocinador del club, que desembarca haciendo una apuesta fuerte por el Levante UD.

Jorge Cabello y Carlos Álvarez Levante UD
- Jorge Cabello y Carlos Álvarez en el acto de patrocinio del Levante UD (@Eric Martín | Mundo Levante UD) -

En el Palco VIP de la Alquería en el estadio levantinista, los responsables de la empresa comparecieron junto a Braulio Pastor, vicepresidente de la entidad, y los futbolistas Carlos Álvarez y Jorge Cabello. El Levante será uno de los únicos dos equipos patrocinados de LaLiga Hypermotion, al igual que con la Selección Española de Fútbol.

"Somos firmes defensores de que no simplemente hay que estar, sino destacar y sumar. Además del patrocinio masculino y femenino, también queríamos trasladar una oferta a socios para que el abono les pudiera salir gratis. Estamos en la familia granota, uno de los mejores equipos, y espero que cumplamos los objetivos juntos, como conseguir el ascenso", eran los motivos por los que apuestan desde Silbo por el Levante. Su patrocinio vendrá reflejado en la zona inferior trasera de las equipaciones. Posteriormente, se pasó al turno de palabra de los futbolistas. 

Carlos Álvarez: "Recuerdo ver a Iborra con mi padre"

El mediapunta fue uno de los jugadores de la plantilla presentes. En su segundo año, reafirmaba sentirse muy feliz de estar en el Levante. "Me han dado la oportunidad de competir en el futbol profesional. Ahora contamos con fichajes y refuerzos importantes", trasladó. Tras la espinita del año pasado, ahora estaba en ese proceso de adaptarse al nuevo míster, para competir y "cumplir con los objetivos" que "para ello pasa por ganar el máximo número de partidos"

En referencia a la llegada de Iborra, Carlos Álvarez se sinceraba: "Es un orgullo poder compartir vestuario con un jugador de ese calibre como Iborra". Sobre él también indicó que "será bonito, tiene mucha experiencia y hay que fijarse de ellos para aprender, porque esa experiencia no la tiene cualquiera. Recuerdo de verlo jugar en el estadio cuando iba con mi padre y es un referente".

Por otra parte, el jugador andaluz no se marcaba metas individuales. "Si tengo que hacer 0 goles y 0 asistencias, pero se consigue el objetivo, es lo importante. Pero si ayudo con mis estadísticas, mejor que mejor". A su vez, valoraba que espera una de las Segunda División "más bonitas" y donde "nadie va a regalar nada a nadie". Por otra parte, en esa exigencia de Calero en los primeros días, ayer les dio libre para disfrutar del partido de España y, de paso, seguir aprendiendo, porque "cada uno aprende y se lo lleva a su estilo", comentó.

Jorge Cabello: "Iborra es otro nivel y une al grupo"

Quien será uno más del primer equipo es el central canario Jorge Cabello, que esperaba junto a sus compañeros "hacer un gran año", a las órdenes de Julián Calero. Sobre él comento que "estamos muy contentos e ilusionados con el nuevo entrenador y estamos entrando rápido en la nueva dinámica y sus conceptos".

Recientemente renovado como granota, mostraba su agradecimiento al club. "Es el equipo que me ha visto crecer desde los 15 años. Me ha dado esa oportunidad y muy contento de afrontar esa temporada". Por otra parte, destacó la exigencia y unión que les aportaba Iborra y Morales. Especialmente tuvo palabras de afecto hacia el mediocentro: "Iborra es otro nivel y une el grupo. Además, ha sido canterano. Me gustaría seguir su camino y seguro que vamos a aprender mucho".

Cabello no era egoísta y pensaba en el bien colectivo antes que jugar, más en un año importante y donde se espera "una liga aún más igualada e ilusionante, con muchos equipos históricos". Por ello, apostaba por "rendir en casa y sobre todo fuera, para dar muchas alegrías a la afición"

Ahora, a su de edad, afrontaba este salto a la élite "con tranquilidad", pero a su vez "ilusionado". "Con 20 años, llegar al primer equipo no se da todos los días. Me centro en trabajar. Terminé bien, pero esto sigue y no para. Debo de dar la mejor versión de mí siempre", finalizó.


Comentarios