Real Madrid - Levante UD: Hora para los valientes

El respeto se demuestra y ha de ganarse. Si el Levante ya contaba con esa seriedad futbolística, desde la llegada de Paco López todavía tiene más. Por ello, en casa del campeón de Europa, será la hora para los valientes. ¿Por qué no lograr otra gesta?

-Boateng vs Real Madrid / @LevanteUD-
Con el recuerdo de Salva Ballesta

El Santiago Bernabéu no es fácil para ningún rival. Allí el equipo levantinista tan solo ha logrado salvar los muebles en dos de las catorce visitas. Una de ellas fue la temporada pasada, adelantándose con un gol de Ivi y cosechando un empate. La otra ocasión se ganó, hace algo más de una década, con un penalti transformado por Salva Ballesta. Ahora más que nunca, se puede tutear a los madridistas y repetir victoria.

Duelo de contrastes

Desde la salida de Zidane y Cristiano Ronaldo, el Real Madrid ya no tan fiable ni tan fiera como lo pintan. En Liga ya se han dejado puntos en el camino, en Champions League ahora mismo no superarían la fase de grupos y además cuentan con problemas para marcar goles. Por ello, este partido huele a ultimátum para Lopetegui. Todo lo contrario es el Levante, que tras unos partidos de dudas, gracias al 3-5-2 recuperó su mejor versión con dos triunfos consecutivos y anotando casi en todos los encuentros.

Equipo (casi) de gala

Determinar quienes son los once jugadores mejores o más en forma es difícil. A pesar del parón de selecciones y alguna baja obligada, el Levante saldrá en Chamartín con casi el equipo de gala. Róber Pier y Chema se rifarían un puesto en defensa, Bardhi llega tocado por una entrada en el último partido con Macedonia y tendría descanso en el inicio, mientras que Morales de 'falso 9' y Roger serían las máximas referencias ofensivas.
Respecto a la convocatoria, además de los lesionados Coke y Vukcevic (este segundo empeorando tras jugar con Montenegro) y Borja Mayoral que no podrá jugar por contrato, se han quedado en Valencia tanto Samu García como Luna. A última hora, el míster tendrá que descartar a un portero y otro jugador de campo.