Vukcevic y Moses Simon quieren hacer crecer al Levante y poder devolverlo a competición europea

Última ronda de presentaciones. Al menos hasta el comienzo de Liga o hasta que se anuncien nuevas altas en la dos semanas y media del mercado que restan. Este martes por partida doble, con Moses Simon y Vukcevic, otras dos incorporaciones a coste millonario.

-Simon y Vukcevic / @Eric Martín (Mundo Levante UD)-
Miguel Ángel Ruiz daba la bienvenida a los jugadores, una vez más ante la ausencia de Quico Catalán. Posteriormente, los jugadores tomaron el turno de palabra. Vukcevic respondía honestamente que no conocía a Lerma, su predecesor, pero sabía el trabajo que tenía que aportar cada día y a partir de ahí eligiendo el entrenador quien tenía que jugar, reconociendo también que no estaba al 100% en condiciones óptimas. "Entiendo que he sido el fichaje más caro de la historia. Pero esto aún me da más ganas y asumo la responsabilidad. Soy un jugador al que le gusta jugar con esta presión y entiendo que los aficionados esperan lo mejor de mí, intentando demostrárselo lo antes posible" comentaba.

Tampoco tenía "miedo" por jugar en España, contando con amplia experiencia, incluyendo competición europea, marcándose como meta que el Levante pudiera volver a repetir compitiendo en Europa League. "Estoy aquí desde hace pocos días, pero he visto que el equipo tiene mucha calidad para poder mejorar los números de pasadas temporadas". Además conocía que su compatriota Mitjatovic había competido con el Levante décadas atrás, sintiéndose orgulloso de seguir su trayectoria.  

Futbolísticamente, el centrocampista montenegrino se definía como un jugador agresivo, que tiene de todo, con calidad a la hora de ofrecer el pase y el que pueda generar ocasiones ofensiva. Aclaraba que era un zurdo muy cerrado y que prefería ir a rematar jugadas a balón parado antes que ejecutarlas.

Por su parte, Moses Simon fue de palabras más escasas, más reservado. Comenzaba agradeciendo su llegada al Levante y la confianza depositada en él. "Mi objetivo aquí es ayudar al equipo. Claramente, jugar un Mundial es uno de los mayores sueños para todos, pero no pudo ser. Ahora llego a la Liga Española, la mejor experiencia para un futbolista, y buscaré dar futbolísticamente lo mejor de mí". 

El extremo nigeriano, al igual que su compañero, no tenía miedo al salto de calidad que puede encontrarse respecto a la Júpiter League. "No tengo miedo a nada y menos por mi forma de jugar". También, con momento para bromas, no quería comparar su velocidad con la de Morales, pensando ahora mismo solo en el equipo y en aportar todos lo que sea posible para conseguir los mejores resultados. "Esta temporada será mejor que la pasada. He hablado con Paco López y me ha transmitido sensaciones muy positivas, diciéndome que estaré muy feliz en el Levante" concluía.