Paco López: "Hemos perdido una batalla, pero estoy convencido que la guerra la vamos a ganar"

La primera derrota liguera de Paco López en el Ciutat de Valencia se ha producido. Algún día tenía que llegar. Y el Celta ha sido el encargado de este tropiezo. "El futbol esta lleno de errores y aciertos. Los errores que tuvimos los aprovechó el rival y no se puede reprochar al equipo el esfuerzo tremendo" respondía ya el míster en rueda de prensa, sintiéndose orgulloso por sus jugadores pero sabiendo que no se había hecho el mejor encuentro posible.

-Paco López / @Adolfo Benetó (Levante UD)-
El técnico de Silla reconocía abiertamente que en el final del encuentro se había jugado con más corazón que cabeza, pero aún así habían tenido varias ocasiones claras para darle hasta la vuelta al resultado o verse del todo sentenciados en algún contragolpe. Además, los dos goles del Celta habían nacido de dos jugadas puestas en marcha por el mismo Levante, siendo así más difícil todo y viéndose con una desventaja de dos goles al descanso.

"El ver a los jugadores tocados es sinónimo de lo comprometidos que están para la causa. A partir de mañana a intentar corregir y mejorar. Hemos perdido una batalla, pero estoy convencido que la guerra la vamos a ganar. Y esa guerra es alcanzar los 42 puntos. Ojalá hayan las menos derrotas posibles. Lo importante que el equipo tenga ese convencimiento y sepa jugar mejor que el rival" explicaba claramente sobre las sensaciones que deja en todos este partido.

Tácitamente, Paco López buscaba la posible causa de la derrota. "En las llegadas que hemos tenido, no tuvimos la eficacia que debimos y eso provoca que si no estás bien estructurado te hagan daño con transiciones y contraataques. Tras el descanso hemos intentando corregirlo, pero hoy lo hemos pagado caro. La gente estaba cansada, pero lo hemos intentando con las llegadas de Roger, la Rochina,... que nos hubiera dado el empate, algo que no hubiera sido injusto".

Respecto a los novedades en el once, explicaba a que la titularidad de Róber Pier se debía a la valoración y toma de decisiones creyendo lo que es mejor para cada partido y que así iba a seguir siendo. Además si por alguien lamentaba no haber obtenido un resultado positivo era por la afición, que desde el inicio había estado espectacular y estando convencida hasta el final de lo que hacía su Levante.

Ya a nivel individual, destacaba a Bardhi como el ejemplo de las señas de identidad de este equipo, son su generosidad y esfuerzo. "Desde el jugador con más calidad al de menos talento, todos tienen que correr y desgastarse. Es un ejemplo para todos" añadía. En cuanto a Prcic poco a poco lo veía con más opciones de acumular minutos, siendo de gran ayuda y recordando que venía sin realizar pretemporada. Finalmente sobre Dwamena les serviría a veces para un juego más directo y aprovechando su físico y en otras ocasiones por velocidad podría atacar los espacios. Con una tímida sonrisa, reflejaba su ilusión por afrontar la dirección del próximo derbi, pero se remitía a hablar más detenidamente del mismo a lo largo del transcurso de la semana.