Paco López: "¿Morales selección? No sería descabellado"

Manteado por toda la plantilla. Así terminó Paco López en la noche de ayer en el Ciutat de Valencia, después de vencer por cinco goles a cuatro al Barça y al ser uno de los héroes de la permanencia. Minutos más tarde, era protagonista en sala de prensa.

-Foto: Paco López manteado (@Adolfo Benetó / Levante UD)-
Hablando sobre sus números, Paco López no encontraba palabras para describirlo, con mucha felicidad. "Me acuerdo de hace dos meses cómo estaba el equipo y e verles ahora la felicidad que tienen ellos y la afición. Son tantas emociones juntas y contenidas, pero orgulloso y satisfecho de ver a todo el levantinismo contento".

El hecho de ser manteado por sus propios futbolistas, para el míster significaba mucho, fruto de la unión, buen ambiente y grandes valores que hay en el vestuario. Al romper la imbatibilidad del Barça, después de ponerse con cinco a uno en el marcador, sabían que enfrente tenían a un gran rival con mucho talento y pudiendo pasar cualquier cosa. "Corríamos el riesgo de jugar de tú a tú a un equipo así. Hemos sido valiente y tratado de presionar alto, pero insisto que lo más importante más allá de ganar el partido era brindarle a la afición un espectáculo".

Hablaba de Boateng como un jugador con muchísimas ganas de mejorar, una actitud inmensa y unas condiciones físicas muy importantes. Y sobre Bardhi, más allá de los goles, se mostraba muy satisfecho con su trabajo y aportaciones colectivas. Pero al igual que con Boateng y Bardhi, el entrenador valenciano declaraba que cada semana lo tenía muy difícil para hacer un once, porque todos merecen el premio de jugar y es una injusticia para quien no lo hace.

¿Morales Selección? Paco López se pronunciaba: "Está haciendo una temporada escandaloso. Encima ha cogido esa tranquilidad para finalidad las jugadas con acierto en los últimos metros. No es descabellado que sea internacional. Pero hay que ponerse en la piel y respetar al seleccionador porque hay muchos jugadores buenos en España.

Tal y como manifestaba en la previa, era un reto muy complicado pero no imposible el poder ganar al Barcelona. "Mientras hubiera posibilidades, mucho dependería de nosotros y que ellos no tuvieran el día. Al final esa probabilidad la hemos ido reduciendo". Además como una de las victorias más importantes de los últimos años, por la circunstancias en que se ha producido y con la pegada ofensivas de ambos conjuntos. Acabando la Liga, situación que lamentaba el levantinismo, también pensaba que sus jugadores merecían unas buenas vacaciones.