jueves, 1 de marzo de 2018

Duodécimo naufragio granota en Mendizarroza

No hay remedio ni solución para este Levante. Tras luchar contra viento y marea, con más de cuarenta minutos en inferioridad numérica, terminó cayendo derrotado en Mendizarroza en el minuto 90 de partido. Como no, encajando gol a balón parado, por séptima jornada consecutiva.

En un partido condicionado por la adversa climatología, la primera parte fue relativamente tranquila. Apenas un par de remates lejanos de Ibai blocados por Oier, otro alto de Guidetti en una jugada embarullada y un córner granota en donde Chema voleó sin demasiada potencia. Precisamente, el defensa protagonizó la jugada que iba a marcar el desenlace del match. Un error de bulto, en un doble mal despeje que cuesta hasta de poner palabras, concluyó con una recuperación de la delantera local, provocando un penalti y su expulsión. Dos jornadas consecutivas donde el de Caudete con sus acciones ha perjudicado al equipo, demostrando que no pasa por su mejor momento.

-Foto: Adolfo Benetó / Levante UD-
Para fortuna de los valencianos, el capitán Manu García erró desde los once metros, lanzando muy desviado a la derecha. Por delante, tocaba afrontar todavía una hora de juego. Y dadas las circunstancias, Muñiz se vio obligado a sacrificar el trivote al que volvía hoy a apostar. Sin goles, se encaraba el camino de vestuarios.

Nada más iniciarse el segundo periodo, oportunidad para Boateng por el pistolero Roger. De nuevo, las modificaciones del técnico levantinista dejaban a cuadros a su hinchada. Ivi, con su pie menos bueno, probaba fortuna con un disparo escorado desde la frontal del área, pasando cerca del palo diestro. Tras esta acción, el Alavés volvió a la carga, incidiendo especialmente por el carril defendido por Pedro López. En una de esas jugadas, encontraban a Guidetti para que empalmara una volea que terminó en el graderío.

Cabaco, poco a poco, se fue erigiendo como el nombre propio del partido. Allí por donde pasaba el balón, allá estaba el central charrúa al corte defensivo para evitar que el cuadro blanquiazul se pusiera con ventaja en el electrónico. Además, otro de los que más kilómetros hizo como fue Ivi, con una falta desde más de treinta metros buscó la sorpresa con un potente trallazo que se estrelló contra la madera de la meta defendida por Pacheco.

Se aproximaban los minutos finales y las fuerzas se equiparaban sobre el campo al expulsar Fernández Borbalán a Munir, en otra acción polémica donde entendió que fingió penalti. El delantero marroquí ya tenía una cartulina amarilla. Sin embargo, a pesar de la necesidad de victoria de los levantinos, quien más insistió en ataque fue el Alavés. Ibai y Sobrino no pudieron batir a Oier, pero sí sería el defensa Laguardia cuando con el tiempo reglamentario cumplido y mediante una falta, firmaban el único y matador tanto que deja al Levante al borde del abismo.


Ficha técnica:
1- Deportivo Alavés: Pacheco; Rubén Duarte, Laguardia, Ely, Martín; Manu García, Tomás Pina, Ibai, Pedraza (Burgui, min 77), Munir, Guidetti (Sobrino, min 69).

0- Levante UD: Oier; Pedro López, Cabaco, Chema, Luna; Lukic, Jefferson Lerma, Campaña (Róber Pier, min 33), Morales, Ivi, Roger (Boateng, min 46).

Árbitro: Fernández Borbalán. Amonestó a los locales Munir, Tomás Pina y Pedraza y a los visitantes Pedro López, Boateng y Róber Pier. Expulsó con roja directa a Chema y con doble amarilla a Munir.

Goles: 1-0, min 90, Laguardia.

Incidencias: Partido correspondiente a la 26ª jornada de la Liga Santander disputado en el estadio de Mendizarroza.