Levante UD - Real Betis Balompié: La enésima oportunidad

Con la jornada terminada y a falta de la disputa del encuentro ante el Betis, el Levante puede afirmar sorpredentemente que dormirá una semana más fuera de los puestos de descenso. Pese a sumar una victoria en una vuelta, seis puntos de 45 posibles; pese a no vencer en Liga desde mediados de noviembre y no vislumbrar un triunfo en el Ciutat desde el último día de...¡verano!, Muñiz y los suyos tienen ante sí una nueva oportunidad de oro de desmarcarse a cuatro puntos de la zona de descenso y cambiar una dinámica que, por momentos, se antoja difícil de revertir.

Todos a una

-Fotografía: Partido de ida en Sevilla-
El míster, tras la semana de tensiones vivida en el seno de la entidad con su figura como centro de la polémica y las disputas, ha decidido citar a todos los futbolistas para la verdadera final de mañana. Fahad y Sadiku se estrenan en una convocatoria de la que, finalmente, se caerán siete futbolistas durante la jornada del lunes.

Los de abajo, todavía peor

Si el Levante atraviesa una situación delicada y peligrosa, el escenario que viven Deportivo, Málaga y Las Palmas no es, ni de lejos, más esperanzador. Seedorf no ha conseguido dar con la tecla y ha sumado un punto de nueve posibles desde su llegada a Riazor. Jémez, pese a sus intentos y la mini revolución planteada, no parece encontrar las soluciones para que los suyos sumen de tres en tres. Y lo del Málaga, amigas y amigos, sí que tiene pero que muy mala pinta.

El morbo de los "ex" y los "casi"

Camarasa y Rubén Castro centrarán algunos de los focos en la visita del Betis a Valencia. El de Meliana, muy criticado tras su desplante el año del descenso, fue fichado como uno de los referentes de Setién en la medular. Sin embargo, los 10 millones pagados por el mediocentro no han encontrado respuesta justificada sobre el verde hasta el momento.

Por su parte, Rubén Castro también estuvo cerca de recalar en el Levante en este mercado invernal. Sin embargo, las bajas de los verdiblancos en el frente de ataque frenaron su salida a Orriols tras la experiencia de seis meses en China.