Sisto hunde más al Levante en la clasificación

Cuando una dinámica es negativa, el más débil parece tener un imán que atrae a todos los males. El Levante ya acumula cuatro meses sin ganar en casa. Esta vez, el Celta de Vigo se impuso por la mínima, en la única llegada con claridad. Los continuos intentos granotas se saldaron una y otra vez con fracasos que condenaron a permanecer una semana más sin sumar.

-Foto: @Adolfo Benetó / Levante UD-
La mañana se presentaba fría en Orriols. Y este ambiente se trasladó al mismo terreno de juego. A pesar de un comienzo donde los azulgranas salieron fuerte a por los tres puntos, fue una primera parte placentera para los cancerberos. Boateng, en el minuto dos, protagonizaba la llegada más peligrosa del Levante, impulsándose en el aire y cabeceando con potencia, forzando a Rubén Blanco a realizar una gran estirada con tal de desbaratar a córner.

Unzúe, quien tampoco había renunciado a su once de gala pese a los esfuerzos de los últimos encuentros, pronto dio con la tecla para frenar las ofensivas granotas. Ganando el domino de la posesión, frenaba el ritmo y así las posibles llegadas por banda en velocidad. El Levante parecía sentirse más cómodo que otras veces e impulsado por la grada dio un paso al frente, pero el cuadro vigués elaboró por la izquierda un fantástico contragolpe iniciado por Sisto, haciendo una pared con Aspas y culminando el delantero danés al palo largo para dar una ventaja con la que se llegaría al descanso.

Otra vez a contracorriente y con la pesadilla de que el descenso se aproximaba, se reanudaba el choque. Jason era la primera variante de Muñiz. E Ivi realizaba otro disparo a puerta blocado por el portero, como consecuencia del aumento de la intensidad y al avanzar metros. El gol era necesario para el Levante como agua de mayo, al menos uno, pero no llegaba, ni si quiera con un Boateng que tras revolverse dentro del área se deshacía del marcaje defensivo, aunque Rubén Blanco salvó como pudo su flojo disparo.

El tiempo avanzaba, las sensaciones eran otras, pero el resultado seguía siendo el mismo. A esta derrota provisional tampoco supo ponerle solución Morales, al recibir un pase al hueco y con una finalización desviada a la izquierda. Más tarde, de nuevo era Boateng quien con un testarazo tampoco marcaba, demasiado alto. A falta de cinco minutos para la finalización, otra para Boateng, que empaló como pudo un remate que no esperaba, haciendo saltar los "¡uy!" en el estadio. Y la última para Coke, ya a la desesperada, enviando su derechazo a las nubes. Con el Celta de Vigo más lejos en la clasificación y el descenso llamando a la puerta, se llega al ecuador de la temporada. Algo tiene que cambiar.


Ficha técnica:
0- Levante UD: Oier, Coke, Róber Pier, Postigo, Luna, Doukouré (Bardhi, min 84), Jefferson Lerma, Campaña (Jason, min 46), Ivi (Nano Mesa, min 79), Morales, Boateng.

1- RC Celta de Vigo: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Roncaglia, Cabral, Jonny, P.Hernández, Lobotka, Wass (Radoja, min 71), Sisto (Brais, min 80), Iago Aspas, Maxi Gómez (Sergi Gómez, min 86).

Árbitro: Álvarez Izquierdo. Amonestó a los locales Morales, Coke y Doukouré y a los visitantes Maxi Gómez, Rubén Blanco y P.Hernández.

Goles: 0-1, min 36, Sisto

Incidencias: Partido correspondiente a la 19ª jornada de la Liga Santander disputado en el estadio Ciutat de Valencia ante 17.007 espectadores.