lunes, 18 de diciembre de 2017

Levante UD - CD Leganés: Final de año

Fin de año futbolístico para el Levante UD. El encuentro ante el Leganés servirá para cerrar un 2017 histórico en lo deportivo, con la vuelta a la élite tras una temporada asombrosa en la categoría de plata. Y la manera de hacerlo será, ¿cómo decirlo? Más propia de una final que de una jornada 17 de Liga. Tres puntos que, vistos el calendario venidero, se antojan vitales para recuperar ese colchón de confianza dilapidado desde dos meses atrás y que volvió a sentir un soplo de aliento tras el envite del pasado viernes en Sevilla.

-Foto: @Adolfo Benetó / Levante UD-
La 'doble L'

Si hay que reconocer que Jefferson Lerma es el auténtico pulmón de este Levante en la medular, pues se dice y punto. El cafetero hace mejores a todos sus compañeros y su presencia en el centro del campo se hizo notar, y de qué manera, en el Pizjuán. Ni siquiera las recomendaciones médicas frenaron a un futbolista capaz de echar por tierra cualquier diagnóstico de los galenos del club.

Y si Lerma fue esencial en el buen hacer levantinista hace apenas cuatro días, no menos determinante y llamativa fue la labor de un Lukic que dio buena muestra de su potencial. Trabajador, laborioso, sobrio y, a la par, atrevido y dinámico. El serbio mostró una templanza y un buen hacer que, probablemente, obligaron al míster a retractarse en su interior de ciertas decisiones.

Un Leganés con bajas

Los pepineros, por su parte, aterrizan en Orriols con tres puntos de ventaja sobre el Levante y con un encuentro menos, el aplazado por la disputa del Mundial de Clubes que les medirá posteriormente al Real Madrid.

Los de Asier Garitano contarán con bajas sensibles en su columna vertebral: Mantovani, Siovas, Omar Ramos, Brasanac, Szymanowski o Gabriel Pires se ausentarán, con casi toda probabilidad, de este telón final al 2017.