martes, 4 de julio de 2017

Luna presentado con el Levante UD: "Ahora estoy donde quiero estar"

Antonio Luna ya está en Valencia y preparado para seguir defendiendo los colores azulgranas, esta vez los del Levante. El que fue el primer fichaje oficializado por el club, ya ha sido presentado concluidas sus particulares vacaciones.

-Presentación de Luna (Foto: @LevanteUD)-
Después de militar las dos últimas temporadas en el Eibar y generando el interés del Sevilla, la que fue su cuna de origen, firma por cuatro temporadas con la entidad levantinista. Sobre ello y la falta de un acuerdo declaraba el jugador que él y sus agentes estuvieron bastante tiempo hablando con el club hispalense por la situación del entrenador y deportiva del momento. "Ahora mismo estamos donde queremos estar y me quiero centrar solo en ello" dictaba Luna.

Aunque Sevilla es su casa y siempre había sido claro desde el primer momento, valoró mucho la total confianza depositada por el Levante de cara a formar parte de este proyecto importante en Primera División. Y sobre este, también habló con Campaña: "Es amigo mío. Me transmitió que es un club familiar. Eso el jugador siempre lo agradece y es una de las cosas que más me han gustado".

¿Puede ser el Levante el nuevo Eibar? El lateral no tenía dudas: "Es una de las cosas que nos tenemos que plantear y tomarlo como una obsesión de dar mucha guerra como lo ha hecho el Eibar, que ha puesto en problemas prácticamente a todos los equipos. Hay que transmitir que no vamos a regalar ningún partido y podemos estar ahí como muchísimos más equipos peleando en la zona alta".

Por su parte, Quico Catalán también agradecía al defensor su decisión final para venir al ser un jugador libre y que había tenido otras propuestas. "Le ha convencido el proyecto y para nosotros es motivo de satisfacción". En cuanto a la situación de Deyverson aclaraba que quedaba citado para el día 9 de julio por permiso del club, estando en el mercando y viendo como evoluciona el caso.

Finalmente, Carmelo del Pozo era consciente que habían varias posiciones en que reforzarse o poder mejorar, pero que los fichajes no se hacían a mediados de junio y que a lo largo del mercado irían surgiendo más opciones importantes a las que el Levante pudiera hacer frente.