sábado, 1 de julio de 2017

El adiós a cinco de los protagonistas del ascenso

A fecha de 1 de julio de 2017, el contrato o vinculación de hasta un total de cinco futbolistas ha terminado oficialmente con el Levante UD. Cinco jugadores que -a excepción de uno de ellos cuya intención es seguir contando con él- dan por finalizada su etapa granota después de conseguirse el ascenso a Primera División. Estos son Casadesús, Abraham, Juan Muñoz, Montañés y Rober Pier.

-Casadesús manteado (Foto: @Jorge Ramírez / Levante UD)-
Casadesús será una de las pérdidas que dejará un vacío más grande entre los aficionados. Su aterrizaje en Orriols se produce en el mercado invernal de 2014, a petición de un Joaquín Caparrós que por entonces poseía el cargo de entrenador. El futbolista balear sembró las dudas al principio con algunas expulsiones e irregularidad, pero no tardó en dar su mejor versión futbolística. Tanto que actualmente ostenta el octavo puesto (compartido con Barkero) del ránking histórico de goleadores en Primera División de la historia del Levante con un total de doce dianas. Ya en el último año, ganaría relevancia en el segundo tramo de la competición como revulsivo o aportando esa entrega que tanto gusta en la grada. Los cánticos de "Víctor quédate" no han terminado de convencer a una dirección deportiva que no contará con él de cara a esta nueva etapa en la élite.

En el apartado de cedidos, hay que citar a tres futbolistas que -pese a tener la opción de seguir vinculados al Levante- también se despiden. Abraham procedía del Real Zaragoza, a préstamo por un año pero con opción a prolongar un segundo. Tras arrebatarle la titularidad a Toño en los meses iniciales, la incorporación de Luna cierra las puertas a su continuidad.

Un caso similar es el de Juan Muñoz. El delantero reforzaba al equipo levantinista en el mes de enero tras la rescisión de contrato de Rafael Martins. Aunque le costó aparecer por el protagonismo de Roger y su formidable estado de forma, finalmente el canterano del Sevilla demostró talento y buenos dotes en determinados partidos. El Levante no optará a recuperarlo buscando un salto de calidad en su parcela ofensiva.

Montañés quedó lejos del nivel que se esperaba de él. Objetivo del club desde hacía varios años, el castellonense finalmente se iba a enfundar la zamarra azulgrana en el vigente campeonato, llamado a ser un nombre importante. Comenzó con buen pie, pero una lesión le apartó temporalmente y sus minutos se vieron reducidos en gran número. Con opción de compra de 1,5 millones de euros, tendrá que regresar al RCD Espanyol.

Finalmente, el último de esta lista es Rober Pier. El defensor ha sido una de las grandes revelaciones de la Liga 1|2|3. Firmó con el Levante como gran desconocido y su nombre ahora ya tiene gran valor. Siendo propiedad del Deportivo de la Coruña, su futuro todavía está en el aire. Los movimientos del equipo coruñés en este mercado estival pueden marcar su rumbo, no renunciando a él un Levante que quiere al joven jugador a toda costa, sea mediante traspaso o una nueva cesión.