jueves, 15 de junio de 2017

Antonio Luna: Tren de largo recorrido

Antonio Luna se convirtió el pasado domingo, tras la despedida oficial del equipo a la categoría de plata, en el primer refuerzo del nuevo y ambicioso proyecto del Levante UD en la élite. El zaguero balear, a sus 26 años, rubricó su contrato como azulgrana para las próximas cuatro temporadas y se mostró encantado de dar inicio a su nueva andadura en Orriols. Con un alto grado de madurez deportiva alcanzado en los últimos dos años, Luna ostenta el estatus de incorporación de enjundia para una plantilla que reclamaba, en su vuelta a Primera, un lateral zurdo con experiencia y notables garantías.

-Luna con el Sevilla FC-
Formado en las categorías inferiores del Sevilla FC, Antonio Álvarez se convirtió en el máximo valedor de un futbolista que quemaba etapas a un ritmo trepidante y que, bien pronto, se convirtió en habitual en las convocatorias del combinado nacional sub-18. Con la Champions League en juego, el míster andaluz le brindó la alternativa frente al Almería y, con tan solo 19 años, el bueno de Luna no defraudó. Cuajó una gran actuación y, sin restar protagonismo al tanto decisivo de Rodri, contribuyó al amarre de ese cuarto puesto en Liga.

Por si fuera poco, Álvarez le ofreció una nueva muestra de su total y absoluta confianza en la Final de la Copa del Rey de ese mismo año. Ante la baja de Adriano Correia, Luna actuó como titular en el Nou Camp y se alzó, junto al resto de sus compañeros, con el título copero. Capel y Navas fueron los goleadores en una noche histórica para el sevillismo y que los atléticos, subcampeones, tratarían de olvidar pronto.

Sin embargo, el cambio de inquilino en el banquillo de Nervión no ayudó a que el bueno de Antonio siguiera el trazado de una proyección meteórica. Almería y Mallorca, en 2011 y 2013, fueron los destinos de sus respectivas cesiones. El resultado de ambas fue satisfactorio y suscitó el interés de distintos equipos de la Premier League. Entre ellos, un Aston Villa que acabaría ganando la partida al resto de contendientes en la puja. 

Su estreno no pudo ser más deslumbrante, con un auténtico gol de bandera ante el Arsenal y una carta de presentación inmejorable. No obstante, el paso de los meses y su falta de adaptación le llevaron a dos nuevas cesiones durante la temporada 2014/2015: Hellas Verona y Spezia.

-Luna en su etapa en el Eibar (@ElSevillista.com)-
Finalmente, en el verano de 2015 llegó la llamada del Éibar. Un proyecto al que el Elche salvó, instituciones mediante, de una catástrofe deportiva después de su primera aventura en la élite. Luna se enroló en las filas armeras y, durante las dos temporadas en las que se ha extendido su contrato, su rendimiento ha sido inmejorable. Indiscutible para Mendilíbar, su "curioso" episodio extradeportivo no ha mermado en absoluto sus excelentes capacidades futbolísticas. Deseado por Celta y Sevilla, el proyecto azulgrana y las voces autorizadas de Tito y Carmelo del Pozo le han llevado a decantarse por el Levante como destino para los próximos cuatro cursos.

Pero, ¿qué puede aportar Luna al equipo? En un perfil algo diferente al de Toño, pese a la vocación ofensiva de ambos, el Levante gana muchos enteros en una demarcación marcada con rojo en la lista de la compra de la Dirección Deportiva. Antonio sumará un extra de agresividad e intensidad, con una sobresaliente capacidad para profundizar, asociarse con los centrocampistas y llegar a línea de fondo. Técnicamente muy correcto, con habilidad en el centro y claras nociones defensivas, Muñiz suma un nuevo puntal con experiencia y recorrido en una categoría con la que este equipo, afortunadamente, ya no se limita simplemente a soñar. Antonio, aquí tienes tu billete camino al cielo. ¡Bienvenido!