martes, 23 de mayo de 2017

Revolución en el Levante UD Femenino: Lo que está por venir

"Éramos tan felices que no nos dábamos cuenta. Se podía reír, se podía decir lo que ahora no creemos y que unidos triunfaremos". Son palabras de una de las composiciones musicales del artista Ignacio Copani. Estas se podrían atribuir a distintas facetas de la vida; ahora también al Levante UD Femenino.

-Foto: Jorge Ramírez / Levante UD-
Se avecina una revolución en el equipo. Las heridas ya son muy difíciles de curar y, entre otras cosas, uno de los detonantes ha sido la renovación del entrenador Andrés Tudela. La temporada todavía no ha puesto su punto y final -todavía queda pendiente afrontar la Copa de la Reina- pero el ambiente desde hace tiempo estaba caldeado. Parte de la afición no tardó en manifestar públicamente su descontento, acompañado especialmente de unos numeros alarmantes durante la segunda vuelta de Liga y algunos tropiezos dolorosos como la goleada por seis goles encajada en Mestalla.

Había que dejar las cosas fluir para ver si las aguas volvían a su cauce. Todo el mundo está en su derecho de segundas oportunidades. Y en el fútbol, un deporte marcado por ciclos, algunos más exitosos y otros no tanto, parece más fácil prescindir de un entrenador que de una plantilla. Hay ocasiones en que no es así y la dirección deportiva ya dejó clara sus intenciones cuando el pasado día 5 de abril reafirmaba su confianza en Tudela. 

Por ello, actuará el "bando derrotado", como así podríamos denominar al de un importante número de futbolistas también descontentas desde hace meses. Salvo arrepentimientos de útima hora, por este argumento u otras ofertas que se presenten, muchas darán por finiquitada su etapa en el Levante. Alba Merino fue la primera jugadora en despedirse tras seis años como granota y aún esperan otras bajas sensibles.

Puede afirmarse que va a haber que reinventarse para confeccionar un nuevo proyecto deportivo que -si hay acierto y las piezas encajan- pueda hacer sombra al del actual Levante UDF. La oportunidad desaprovechada con un grupo deportivo con el que se podía esperar a metas algo mayores (al menos a no perder tan pronto la estela de los primeros puestos) dará paso a otro en que el rejuvenecimiento marque lo que está por venir.

Por una parte, tras la conquista de la Segunda División del filial dirigido por Maider Castillo, habrán jugadoras que den el salto a la Liga Iberdrola. Durante el transcurso de la presente temporada, debutaron Nieves Ibáñez, Andrea Jiménez y Bea Prades. Pero en el apartado de llegadas, parece inminente la incorporación de hasta cinco futbolistas una vez concluyan los compromisos oficiales. Noelia Ramos y Natalia Ramos, las hermanas del UDG Tenerife con las que habrá duelo en competición copera, son las primeras candidatas. Patricia Padilla, lateral zurda del Fundación Albacete. Y desde Zaragoza vendría Marta Cardona y la posibilidad de una segunda como Alba Aznar o Lucía Fuertes, a la espera de conocer si sellan su renovación con el plantel aragonés.