miércoles, 15 de marzo de 2017

Un ambicioso Levante UD BM Marni se queda a un paso de puntuar en Elche (24-23)

Foto: Club Balonmano Elche
Tras el traspié de la semana pasada, en la que el Levante UD BM Marni cedió un punto frente al C.H.Vila-Real, colista hasta aquel momento, los granotas retomaron las buenas sensaciones que vienen transmitiendo durante toda la temporada en su visita al segundo clasificado, el Balonmano Elche Vulcanizados Alberola. Es complicado entrar a competir en la pista de uno de los equipos más en forma de la categoría tras haber dado muestras de debilidad en el último partido, más aún si el equipo se encuentra en unas circunstancias en las que apenas se juega ningún objetivo de relumbrón. La relajación no hizo mella en ningún momento en el conjunto de Juan Ángel Perdigón, y los de Orriols a punto estuvieron de dar un disgusto a los ilicitanos, que hubiera supuesto un duro revés en sus aspiraciones de ascenso.

Desde el inicio, el Levante UD BM Marni dejó bien a las claras que no viajaba a Elche de turismo y, a pesar de continuar contando con numerosas bajas, asumió el mando del partido en los primeros minutos. Pablo Álvarez se erigió en el líder ofensivo del equipo granota en el inicio, de manera que los de Perdigón alcanzaron el primer cuarto de partido con una ventaja de tres goles en el marcador, merced a una defensa 6:0 que recobró su poderío tras varios encuentros aciagos. Lamentablemente, en el minuto y medio final de la primera mitad, el Levante UD BM Marni dejó escapar la diferencia cosechada con un parcial fatal de 3-0. Ello llevó al choque a una situación de extrema igualdad al descanso. 12-12.

Foto: Club Balonmano Elche
En la reanudación, el Balonmano Elche intentó hacerse con el mando del partido, dado que se jugaba gran parte de sus opciones de disputar la Fase de Ascenso a la División de Honor Plata. Sin embargo, la ambición y actitud del Levante UD BM Marni hizo que el conjunto ilicitano chocara en sus intenciones con un equipo peleón. El conjunto de Orriols se sobrepuso a los problemas físicos de Pablo del Rincón, Carlos García y Pablo Álvarez, así como a la no habitual inclusión defensiva en el 6:0 de Carles Lluna y Andreu Giménez, que además debutaba, para hacer frente a unos de los encuentros más difíciles que presenta la categoría esta temporada. Los ilicitanos no lograron a alcanzar el ritmo deseado, y el Levante UD BM Marni consiguió que los parámetros del encuentro se acercaran a los de la primera mitad. A falta de quince minutos, los granotas volvían a dominar el marcador, en esta ocasión 17-20. La gran importancia que tenían los puntos para el Balonmano Elche, hizo que los locales apretaran los dientes para igualar la contienda a 22 primeramente, para a continuación afrontar el dominio del electrónico por primera vez en todo el partido a falta de seis minutos (23-22). El cansancio de los jugadores del Levante UD BM Marni fue clave para no mantener la renta conquistada, y para no poder alcanzar de nuevo en el marcador a los ilicitanos en los segundos finales. De esta manera, el Balonmano Elche logró salvar los dos puntos con su victoria final por 24-23 en un partido en el que nunca tuvieron claro el poder lograrlos.

En definitiva, derrota que dejó un cierto sabor dulce, ya que el Levante UD BM Marni volvió a demostrar que está preparado para disputarle los puntos a cualquier rival de la categoría, tanto en casa como a domicilio. El conjunto granota mantiene la quinta plaza a pesar de la derrota, pero ve como el cuarto clasificado, el Bm. Mare Nostrum Torrevieja, aumenta su distancia a tres puntos. El próximo sábado 18 a las 18:00, un barrio de Orriols en plenas fiestas falleras recibirá al colista, el Caja Rural de Teruel Bm. Mora, con el objetivo de volver a acercarse a los alicantinos.

Fuente de Información: Cuerpo Técnico del Levante UD BM Marni

Fuente: rfebm.net