viernes, 24 de marzo de 2017

RCD Mallorca - Levante UD: ¿El paraíso de la isla?

Pocos serán los que no coincidirán en que Mallorca es una ciudad con encanto. Allí, en la isla, se respira aroma a paraíso sobretodo en época estival. Futbolísticamente hablando, el clima es bien distinto. Muy lejos queda aquel equipo bermellón afianzado en Primera División con jugadores de la talla de Eto'o, Ibagaza,... Ahora coquetean con no descender a la categoría de bronce y con las aguas revueltas el líder visitará el Iberostar Estadi la noche del sábado.

-Foto: Jorge Ramírez / Levante UD-
Sarver no encontró asilo en la capital del Turia y emigró a Mallorca para hacerse dueño del mismo. La ilusión con el inversor norteamericano duró poco y en el centenario del club poco hubo que celebrar. La tensión se corta con un cuchillo, tanto que hace escasos días los capitanes tuvieron que dar la cara por el resto de sus compañeros ante los reproches de un grupo de ultras, mientras Olaizola casi perdía los papeles. 

El tiempo se les agota. A falta de un cuarto de competición por disputar, tienen que levantar una desventaja que actualmente es de tres puntos pero que puede incrementarse si no encuentran el método para frenar a un Levante que va una marcha más rápido que el resto. Tampoco es el momento más ideal para los baleares que encadenan cinco jornadas sin conocer la victoria.

Y como en el paraíso se quiere sentir el Levante. Poco o nada se puede rebatir al escuadrón de Muñiz. Sin tropezar desde el pasado 28 de enero y más líder que nunca. Su última salida se saldó con goleada en Pucela. Y el objetivo es sumar otros tres puntos, a poder ser con comodidad y sin tanto sufrimiento como el del pasado fin de semana frente al Almería. Con Natxo Insa regresando a la convocatoria una vez superadas las molestias en el tobillo, habrá que esperar si un entonado Casadesús mantiene el puesto en el once titular. Desde luego motivación no le faltará al jugar en su tierra. Seguir con esta euforia pasa por alargar la agonía mallorquinista.