domingo, 5 de marzo de 2017

Once metros sobre el cielo

Dos acciones en forma de pena máxima permitieron revertir el tanto inicial de Nino. El Levante suma 62 puntos y vuelve a marcar los 17 de diferencia con el tercer clasificado. Casadesús, clave en la remontada.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Los pupilos de Muñiz firmaron, tal vez, sus peores cuarenta y cinco minutos iniciales desde aquella noche de octubre cuando el Getafe visitó Valencia. Tres cuartos de hora de inoperancia, repletos de imprecisiones y lejos de los órdagos propios del líder de la categoría de plata. El equipo no generó situaciones de peligro en el área rival y un Elche francamente inteligente manejó a su antojo el ritmo del partido.

Todo ello, por supuesto, supeditado al tempranero tanto de Nino. La veteranía es algo más que un grado en este mundo del balompié y ahí el almeriense tiene un auténtico máster. Aprovechó un balón largo a la espalda de la defensa y, con persistencia, anotó el primer gol de la tarde con todavía el respetable tomando su asiento en las gradas de un Ciutat que presentó una excelente imagen.

-Foto: Adolfo Benetó / Levante UD-
El Levante trató de reaccionar, con más fe y corazón que criterio y fútbol. En el minuto 12, Rubén dio nombre y apellidos al primer acercamiento con cierto peligro al marco de Juan Carlos. Su remate, forzado por los zagueros ilicitanos, se marchó alto. Sin embargo, iba a ser el Elche el que, mediante contragolpes viperinos, pondría en jaque a una titubeante defensa local. 

De ahí hasta el paso por vestuarios, el encuentro entró en una fase anodina que, con el paso de los minutos, favorecía los intereses de Toril y los suyos. Lerma, con un disparo marca de la casa, firmó la última acción reseñable previa al final del primer acto.

La segunda mitad, como suele ser habitual con Muñiz en los partidos que comienzan a enquistarse, trajo consigo una revolución en la alineación. Insa y Rubén dejaron su lugar en el verde a Montañés y Casadesús para inyectar una dosis de adrenalina al equipo. Y vaya que si lo hicieron.

Dos acciones de serio peligro, vertiginosas ambas, precedieron al tanto del recién entrado Víctor Casadesús. Una mano clara dentro del área fue señalada como pena máxima por parte de Arias López y, tras atajar el primer intento el bueno de Juan Carlos, el ariete balear aprovechó el rechace para enviar la pelota al fondo de las mallas. 

Toril, tras la igualada, trató de romper el ritmo y revertir la espiral negativa en la que habían entrado sus jugadores. Pedro y Álex Fernández buscaron añadir un extra de competitividad en un conjunto que veía cómo el Levante crecía minuto a minuto pese a la aciaga tarde de Juan Muñoz y Jason. Zape, sin Zipi, no es lo mismo.

No obstante, el guion del partido, como otras tantas noches, parecía que estaba ya escrito. A falta de cinco minutos para la conclusión, Víctor asumió la conducción por el perfil zurdo para, con una genial maniobra, forzar el penalti de Albert Dorca. El veterano centrocampista cayó en la trampa del mallorquín, quien cedió el testigo del lanzamiento al bueno de Muñoz. Y ahí, al sevillano no le tembló el pulso. A la cazuela, triunfo para los suyos y diecisiete puntos de margen con el ascenso directo. El cielo, cada vez más cerca.

Ficha Técnica:

2- Levante UD: Raúl Fernández; Iván López, Postigo, Pier, Toño; Insa (Casadesús, 45'), Lerma, Campaña; Jason, Rubén (Montañés, 45'), Muñoz (Verza, 90').

1- Elche CF: Juan Carlos; Luis Pérez, Túñez, Pelegrín, Iriondo; Pelayo (Liberto, 83'), Dorca, Fabián (Álex Fernández, 74'); Hervías (Pedro, 64'), Nino, Borja Valle.

Goles: 0-1, Nino 2'; 1-1, Casadesús 52'; 2-1, Juan Muñoz (p.) 86'.

Incidencias: Partido disputado en el Estadio Ciutat de València ante 12.442 espectadores. El colegiado, Arias López, amonestó a Toño, Campaña y Casadesús por parte del equipo local y a Dorca e Iriondo por el bando ilicitano.