miércoles, 1 de febrero de 2017

El Levante UD BM Marni rectifica su tropiezo ante la Florida venciendo al H.Sant Joan (28-35)

Foto: @balonmanomarni
El Levante UD BM Marni tuvo una semana pasada cargada hasta los topes de partidos. Y la misma transcurrió por un camino muy irregular si nos atenemos a cada una de las paradas en las que los granotas disputaron un choque. Empezó bien con el gran empate cosechado ante el líder de la competición, el Agustinos de Alicante, pero se torció con una dolorosa derrota en el enfrentamiento intersemanal ante un Florida Universitaria Caixa Popular que arrancó los dos puntos del feudo del Levante UD BM Marni, al imponerse por la mínima (24-25). Sin embargo, el duro varapalo de este choque aplazado parece que no hizo más que espolear el hambre de victoria del conjunto de Juan Ángel Perdigón. Cuando este contratiempo podría haber adormecido la ambición competitiva de un equipo que cayó a la zona templada de la tabla, el conjunto de Orriols cogió el camino hacía Alicante para conquistar el Pabellón Municipal de Sant Joan en un partido en el que superaron todo tipo de contratiempos para imponerse por 28-35.

Con tan solo doce efectivos afrontó Juan Ángel Perdigón el exigente partido frente al Handbol Sant Joan, dada la plaga de bajas que asoló al Levante UD BM Marni. Aun así, el equipo granota saltó a la cancha convencido de mostrar su mejor versión. Y así lo hizo desde el inicio. Los de Orriols entraron al choque con la intensidad que demandaba el escenario, y mantuvieron la igualdad en el marcador en los siempre complicados inicios de partido fuera de casa. Tras ello, el conjunto granota asumió la iniciativa hasta alcanzar un parcial de 5-9 que forzó el tiempo muerto rival. La ventaja en el marcador y la solidez de la defensa 6:0 planteada por Perdigón y liderada por Samuel del Río y Toni Gimeno, dieron al equipo la confianza suficiente para jugar con fluidez pero sin prisas en ataque. De esta manera, el Levante UD BM Marni alcanzó el descanso con un más que satisfactorio 11-16.

Foto: @balonmanomarni
En la reanudación, el Levante UD BM Marni tuvo que trabajar muy duro para que el cansancio no echara por la borda el buen trabajo de la primera mitad. El partido se complicó desde el inicio de la segunda parte, con cinco minutos en los que se acumularon hasta cuatro exclusiones visitantes, llegando a quedar tan solo tres granotas en pista. Estas circunstancias, sumadas al cansancio y a la defensa abierta del H. Sant Joan, generó problemas a un Levante UD BM Marni que encontró en Toni Gimeno el gran respiradero para dar oxígeno al ataque. Una gran demostración de madurez en estos duros minutos, permitió a los de Perdigón superar las dificultades de este tramo, para finalmente estirar su ventaja hasta el 19-26 que reflejaba el marcador en el minuto 45. Como era lógico, el Handbol Sant Joan no tiró la toalla, más aún jugando ante su público, y asestó un preocupante 4-0 de parcial a los granotas, situando a los alicantinos a dos tantos con aún siete minutos en juego. Pero, una vez más, el Levante UD BM Marni hizo gala de su buen juego y saber estar para, con dos goles de Carlos García, alcanzar los cuatro goles de ventaja que finalmente supusieron el trampolín hacía la victoria final por 28-35.


En definitiva, nueva victoria de prestigio para un Levante UD BM Marni que completó un partido muy serio, y que borró de la cabeza de la plantilla el amargo recuerdo de la derrota frente a la Florida. Pablo Álvarez fue el máximo goleador del partido con diez goles, seguido de Carlos García con seis, y Nando Chumillas y Toni Gimeno con cinco. Dos nuevos puntos que sitúan a los de Perdigón en la zona media alta del grupo E de la 1ª Nacional. El próximo domingo, en el Polideportivo de Marni, el Levante UD BM Marni tendrá la oportunidad de situarse a tan solo dos puntos del cuarto clasificado, el Hispanitas Bm.Petrer.

Fuente de información; Cuerpo Técnico Levante UD BM Marni

Fuente: rfebm.net