lunes, 30 de enero de 2017

Remiro concluye su cesión con el Levante UD

El fútbol es un deporte caprichoso y que da muchas vueltas. Un día eres una pieza importante en un equipo y de repente todo cambia teniendo que iniciar una nueva etapa en un club diferente. Más o menos eso ha sucedido con Álex Remiro durante este campeonato liguero. Ahora el joven guardameta regresa al Athletic Club, dando ya por finiquitada su cesión al Levante, después del acuerdo mutuo entre ambas partes y el futbolista.

-Foto: @Jorge Ramírez / Levante UD-
Remiro llegaba a Orriols este mismo verano casi por sorpresa y como una de las grandes promesas de Lezama. Durante la pretemporada el internacional sub-21 con la Selección Española se ganó la plena confianza de Muñiz, iniciando la Liga como el guardameta titular del Levante. Sin embargo, transcurridas cinco jornadas, un par de actuaciones algo desafortunadas le relegaron al rol de suplente. De esta forma, su objetivo de acumular minutos fruto de este préstamo aceptado por el conjunto bilbaíno corría peligro.

Ya iniciado el mercado invernal, el Athletic Club cedía al cancerbero Iago Herrerín al Leganés. Poco más tarde, la mala fortuna deparó la lesión del también portero vasco Kepa. Con motivo de ello y ante la falta de un relevo para Gorka Iraizoz, se solicitó el retorno de Remiro. El Levante antes tenía que garantizarse la contratación de otro arquero.

Finalmente, habrá un movimiento de fichas beneficioso para todas las partes. Oier ya es jugador del Levante procedente del Granada y Remiro finiquita su estancia en Valencia antes de lo previsto para regresar a sus orígenes. Sin embargo, la entidad levantinista se reserva un derecho preferente para otra posible cesión en la próxima temporada.