viernes, 27 de enero de 2017

AD Alcorcón - Levante UD: Como en casa a por una séptima victoria

Regreso al pasado. Aquellos tiempos felices con el mejor Levante de la historia, líder de la Primera División. Juan Ignacio Martínez era el por entonces entrenador en 2011, llegando a encadenar la friolera de siete victorias consecutivas. 

-Foto: Jorge Ramírez / Levante UD-
Pero volvamos al presente, que también hay motivos de sobra por los que soñar despiertos. Muñiz y sus guerreros regresan a Santo Domingo, un estadio que algunos conocen bien. Fue su casa de acogida durante unos años y saborearon la miel del éxito. Ahora están enfundados en su túnica azulgrana y, en caso de pasar por encima del Alcorcón, igualarán la gesta de aquella plantilla que terminaría compitiendo por toda Europa.

Muy posiblemente el Levante está en su mejor momento, no en cuanto a juego pero sí en cuanto a resultados. Cada día que transcurre parece ser uno menos para celebrar el ascenso. Raúl Fernández echó el cerrojo a su portería y a ver quien es el valiente que le endosa un gol; querrá alargar sus casi seiscientos minutos imbatido. ¿Qué decir de Roger? La pesadilla de cualquier defensa y que ha silenciado ya a algunas de las aficiones más ruidosas. 

¡Pero atención, llegan refuerzos! Juan Muñoz ya forma parte de la expedición y Chema ya está recuperado de su lesión, aunque el míster haya decidido reservarlo tenerlo en plenas facultades para la próxima jornada. Junto al central, Remiro (a la espera de una salida inminente), Iván López y Montañés tampoco viajaron a la capital. La inclusión de Jefferson Lerma tras su sanción y de Koke, portero del Atlético Levante, son las principales novedades.

El equipo alfarero no es lo que era. De aspirar los últimos años a entrar en play-off de ascenso a sufrir por mantener la categoría. Es el precio a pagar cuando pierdes a jugadores tan importantes como Chema, Natxo Insa o Campaña. Tendrá que padecerlos como rivales. Julio Velázquez querrá mejorar la imagen de su Alcorcón en la segunda jornada de Liga, cuando el Levante arrasó con todo como si de un huracán se tratase.

Abríguense y abróchense los cinturones. La caravana granota, con apoximádamente un centenar de desplazados, volverá a empujar desde la grada para que sus jugadores se sientan como en casa y metan la séptima marcha en forma de un triunfo más.