martes, 13 de diciembre de 2016

El Levante UD BM Marni triunfa en Alcàsser y avanza con paso firme en la 1ª Nacional (23-29)

Foto: www.levanteud.com
Que el ritmo no pare. Eso ha debido pensar el Levante UD BM Marni, que continúa con paso firme en su tercera temporada en la 1ª Nacional del balonmano español. Octava victoria de la temporada, a falta de aún dos partidos para culminar la primera vuelta. Dato más que relevante, teniendo en cuenta que los granotas ya acumulan los mismos triunfos que en toda la campaña anterior. Un hito basado en logros como el del pasado fin de semana, en el que el conjunto de Orriols ganó en una de las canchas complicadas de la categoría, la del C.H. Alcàsser Walker´s.

El equipo de Juan Ángel Perdigón se encuentra en un nivel de confianza muy alto, y eso es algo que se nota en el 40x20. Desde el arranque del choque en Alcàsser, el Levante UD BM Marni salió convencido de que él debía tomar la iniciativa del partido, que la clasificación marcaba que así debía ser. De esta manera, los granotas plantearon una defensa 6:0 muy seria ante el doble pivote planteado por el entrenador local. Una solidez en la zaga que se tradujo en numerosos robos de balón, convertidos en gol mediante la vía del contraataque. Así, con tan solo quince minutos de juego, el Levante UD BM Marni ya dominaba el partido por 5-9. Una cosecha que permitió plantear el resto del encuentro a través de un juego tranquilo y seguro, en busca de buenas posiciones de lanzamiento. Una tranquilidad que permitió alcanzar el descanso manteniendo los cuatro goles de ventaja. 10-14.

En la reanudación, el Levante UD BM Marni pecó de algo de ansiedad. El exceso de ganas de dar un bocado definitivo al partido, fue un error que por fortuna no supo aprovechar el C.H. Alcàsser. Los fallos granotas no fueron  transformados en goles por parte de los locales, que desaprovecharon la oportunidad de asaltar el partido. Unos minutos de desconcierto general, que finalmente benefició al Levante UD BM Marni. Los granotas ampliaron su ventaja a siete goles a falta de quince minutos para el final. Logro conseguido en gran parte por la aportación goleadora repartida entre un buen número de jugadores granotas, algo que dificultó en gran medida la defensa local. Una diferencia que, unida a las buenas sensaciones defensivas y a la buena actuación de Toni Molina en portería, permitió afrontar el tramo final del partido con la convicción de que los puntos marcharían a Orriols. Los de Perdigón incluso se permitieron el lujo de aumentar la distancia hasta unos ocho o nueve goles que, finalmente, quedaron en los seis que el marcador reflejó en el momento del bocinazo, con el definitivo 23-29.

De esta manera, el Levante UD BM Marni vuelve a ganar a domicilio tras su derrota en Algemesí y continúa de dulce en una temporada que el equipo está disfrutando mucho. Cada jornada que pasa, el conjunto del Perdigón se encuentra más cómodo y consolidado en la categoría y, a falta de dos jornadas para cerrar la primera vuelta, ya sabe que este año no va a luchar por eludir el descenso. Al contrario, si continúa en esta línea, se mantendrá muy cerca de los dos primeros puestos de la clasificación. Un escalón que es complicado de alcanzar, pero cuyo primer paso para intentar subirlo está en vencer en la pista del Bm. Elda C.E. Eldense el próximo fin de semana.

Fuente de información: Cuerpo Técnico del Levante UD BM Marni

Fuente: rfebm.net