sábado, 12 de noviembre de 2016

Muñiz: "Nos faltó el gol para ver otro tipo de partido"

No fue el día. Por segunda jornada en lo que va de temporada no lograba la recompensa del gol y por segundo encuentro consecutivo no pasaba del empate como local. Un resultado que no terminaba de satisfacer a nadie, pero más valioso para los intereses cadistas. Su técnico, Álvaro Cervera, destacó que para frenar el potencial del Levante no había que dejarles pensar para que así no llegaran al área. Motivo de ello fue que durante algunos momentos no estuvieran seguros al atacar e incluso se mostraran con alguna dificultad atrás.

-Foto: Jorge Ramírez / Levante UD-
Para Muñiz fue un partido que terminó catalogando como complicado, tal y como preveía después de los últimos buenos resultados del rival. Y es que les ocasionó dificultad en su circulación, concediendo pocas ocasiones de gol y disponiendo ellos de gente rápida para contragolpear, como así ocurrió en el único remate a portería originado por Ortuño. Sobre los incidentes finales, quitaba hierro al asunto.

Por su cabeza, sí pasaba la idea de que el Levante era el principal rival a batir por el resto de equipos: "Al final vienen a casa de un recién descendido, que va en primer lugar de la clasificación. Entonces nosotros sabemos que esto va a ser así en numerosas ocasiones, pero eso lo único que nos reclama a nosotros es jugar mejor, más esfuerzo y más sacrificio. Tenemos que solucionar esos problemas que nos puedan generar en circulación o porque jueguen replegados o con mucha gente en campo propio". Sobre la labor de su equipo, destacaba la seriedad y que pese a intentarlo de diferentes maneras no habían logrado generar grandes ocasiones.

El gol es lo único que le había faltado al Levante según Muñiz, esa ventaja en el marcador que permitiera ver otro tipo de partido y generara más espacios. El rival estuvo bien encerrado y no pensaba que fuera casualidad la importancia de querer jugar manteniendo su portería a cero. "La Liga es muy larga y habrán mejores y peores partidos". Así mismo, tampoco quería que ningún jugador se viniese abajo por posibles errores o simplemente porque no le salieran bien las cosas, ya que al final aparecerían todos. De hecho, cabe destacar la reaparición de un Rubén García que quiere que este sea su año.

La explicación dada al cambio inicial del sistema táctico fue el querer disponer de gente rematadora y con gol, que pudiera culminar el juego iniciado por banda. Hoy tildaba de peligroso el insistir por la zona interior. "Fue un partido igualado, con poco peligro solventado por las dos defensas y porteros. A partir de ahí, ya habíamos hablado en el descanso que iba a poder decantarse por la estrategia o pequeños detalles, con un equipo que quien consiguiera ponerse por delante en el marcador tendría mucho hecho" concluía Muñiz.