martes, 18 de octubre de 2016

En los buenos y malos momentos

El invierno poco a poco nos va invadiendo, aunque aún quedan semanas para su entrada definitiva. El sábado pasado pisábamos el Ciutat de Valencia y los primeros síntomas ya saltaban a la vista, como por ejemplo el estreno de la resiembra del césped para que siga en óptimas condiciones durante los próximos meses o la necesidad de usar alguna prenda extra de ropa para protegerse del ligero fresco una vez ya anochece completamente. También la baja en las gradas de algunos socios por algún tipo de virus o fuertes resfriados habituales en estas fechas, entre ellos la de mi amigo Rubén.

-Foto: Jorge Ramírez / Levante UD-
Contra el Mallorca poco o nada cambió. Con más o menos apuros, el Levante confirmaba su pleno de victorias en casa. Cinco de cinco, con otra remontada. Roger no mojó ese día ni tampoco un Jason que sin hacer mucho ruído ya tiene en su haber cuatro goles. Pero si no son unos serán otros y nuestro equipo cuenta este año con mucho acierto y eficacia en todas sus líneas, siendo Chema y Jefferson Lerma los héroes del día.

Pero hoy no venía a hablaros tanto de fútbol. Hoy quería centrar mi escrito en esas pequeñas cosas o detalles que no solemos considerar importantes, los cuales sí les damos el verdadero valor que tienen al convertirse en problemas que nos afectan o padecemos de forma directa o por personas allegadas. Hablo de la salud.

Recientemente ha sido noticia Adrián Hinojosa, un niño valenciano de 8 años que padece un tumor maligno que afecta a los huesos y que sueña con ser torero. Días atrás, el propio Levante y el futbolista Iván López le mostraron su más sincero cariño, ya que además es un fiel seguidor levantinista. Durante el transcurso del último partido, Levante Fans 1909 también se solidarizó, mostrando una pancarta en la que se podía leer "Adrián te vas a curar".

Adrián es uno de esos muchos ejemplos. Una persona como cualquier otra, que mira la vida con normalidad, pero que de golpe y porrazo se ve condicionado por los obstáculos que se interponen en mitad de un largo camino. "Solo es fútbol" o "Parece que el Levante te vaya a dar de comer" son algunas frases que constantes veces escuchan los levantinistas. Precisamente, esas aficiones o hobbies son los más placenteros o que llenan de felicidad a las personas que luchan ante enfermedades físicas, depresiones o cualquier otro tipo de altibajo que en ocasiones no resulta fácil de apreciar. Y seguro que todos hemos conocido a alguien en dichas situaciones y que dejaron o dejarán algún recuerdo y anécdota imborrable. Por todos ellos, en los buenos y malos momentos, con el Levante y con quien haga falta. #AdrianTeVasACurar.