jueves, 15 de septiembre de 2016

El equipo entrena con la vista puesta en Córdoba

El Levante UD sigue adelante, con paso firme, en su intento de volver a la élite del fútbol nacional. 42 jornadas que, una tras otra, se equiparan en importancia y valor dentro de un curso largo, intenso y complicado. Los dos partidos hasta el momento disputados en Orriols se han saldado con dos victorias contundentes y que, sin un ápice de exageración, han hecho temblar a las víctimas de las mismas.

No obstante, pese a haber obtenido cuatro puntos de seis posibles en los desplazamientos a Soria y Tarragona, la sensación es que jugando como foráneo el Levante va a verse muy exigido para poder puntuar regularmente. La buena noticia, pese a ello, es que saben que pueden alcanzar ese límite de exigencia. Por todo eso, con una sonrisa de oreja a oreja y con el listón de la intensidad por las nubes, Muñiz y los suyos preparan la que será una de las visitas más duras de la temporada: Córdoba.

El Arcángel no es una plaza fácil. Hace dos años compitieron en Primera División, aunque con nefasto resultado. Unos guarismos muy pobres y un equipo deshecho y desmembrado antes de afrontar el último tercio de temporada dieron con los huesos de los albiverdes en la Segunda División. Y sí, pese a ser uno de los 'cocos' el año pasado, no consiguieron tomar el billete de vuelta a Primera de inmediato. Esto cuesta.

-Rubén en un partido ante el Éibar (Levante UD)-
Rubén García, única ausencia en el entrenamiento

El canterano ha sido la única ausencia hasta el momento de esta semana de preparación. Tras recibir un golpe en el partido de Copa del Rey ante el Cádiz, completando una más que discreta actuación, el talentoso futbolista valenciano se perderá las próximas tres semanas de competición.

Por su parte, Morales tuvo que retirarse el pasado martes de la primera sesión de la semana tras recibir un golpe durante la misma. Sin embargo, no es una circunstancia que revista ningún tipo de gravedad y no le ha impedido recuperar, desde ayer mismo, el ritmo de sus compañeros.

Por lo tanto, Muñiz tendrá a su disposición a prácticamente la totalidad de sus efectivos y deberá, nuevamente, elegir quiénes son los descartes técnicos para el viaje a la capital cordobesa. Verza, Róber e Iván fueron los elegidos ante el Zaragoza y, en vistas al buen trabajo de sus compañeros, no es descartable que repitan. Tampoco lo es que el míster repita un once inicial que, poco a poco, aficionados y medios comienzan a recitar de carrerilla. Y, por supuesto, quedará siempre la duda bajo palos. Contar con tres porterazos es lo que tiene.