jueves, 1 de septiembre de 2016

El balance y las explicaciones de Tito

Concluida la faena, Tito se ofrecía para comparecer ante los medios de comunicación y dar cualquier explicación. Once han sido las caras nuevas del total de veintidós que actualmente componen la primera plantilla, y sin contar al entrenador y su cuerpo técnico.

Antes del verano, Quico Catalán anunciaba la decisión de que Tito recogiera el testigo de Manolo Salvador. Tras su estancia en la AFE, ahora le tocaba asumir un cargo a nivel de club. Y el también ex-futbolista granota predicaba la calma meditando bien sus elecciones. Tras meses duros de trabajo, el director deportivo lo ha conseguido: ha confeccionado un equipo competitivo y que es la envidia de muchos  clubes de la misma categoría.

-Imagen Levante UD TV-
Tito, en su comparecencia de hoy, comenzaba haciendo un balance. "En términos generales, estamos contentos porque pensamos que hemos firmado jugadores que buscábamos desde el principio, cerrando una plantilla equilibrada y compensada que nos hace pensar que vamos a intentar estar arriba durante toda la temporada. Tenemos un grupo humano muy importante y un vestuario bastante positivo". Estas decisiones, como así lo catalogaba, era una ventaja por la ilusión y las ganas de competir, que les hará mejores a todos.

 Y sí, Tito va abriéndose hacia la palabra ascenso. Un objetivo que ahora lo ve lejano, pero después de conseguir el primero de ellos como era llegar al 21 de agosto con posibilidades de ganar en Soria. Pero va con prudencia y lo importante es marcarse objetivos a corto plazo como vencer el mayor número de jornadas venideras. Al menos, para él, los primeros partidos le había dejado síntomas positivos y de ser un equipo excepcional, trabajador y efectivo.

Aunque a la hora de dar forma a la plantilla ha ido analizando individualmente cada uno de los viejos componentes o nuevas altas, pensaba que en caso de competir la próxima campaña en Primera División pocos retoques habría que realizar. En el apartado de salidas, no se remitía a motivos extradeportivos, sino únicamente a aquellos con los que no se contaba deportivamente con ellos o quienes manifestaron su deseo de dejar la disciplina. Por algunos se pudo conseguir beneficio económico, como Mauricio Cuero, y por otros no, como fue el caso de Simao, tras rescindir ayer el contrato al no querer continuar en el Levante y no encontrar ninguna oferta formal. Eso sí, por el mozambiqueño habrá variables en caso de que este vuelva a competir profesionalmente.

El nombre de Morales entraba en escena. Tito reconocía abiertamente que, al ocupar el cargo, hubo una oferta que no se acepta. Se contaba con él aunque el Levante estaba abierto a escuchar ofertas y el futbolista tenía ilusión por mantener la categoría, aunque posteriormente no llegó nada más interesante para ninguna de las partes. "José Luís (Morales) ha demostrado un alto grado de profesionalidad, de lealtad al Levante y son ese tipo de futbolistas que te marcan la diferencia a nivel profesional y personal. Hubo un momento que me dijo que no se movía de aquí y que estuviera tranquilo porque se quería quedar y jugar con el Levante en Primera División" declaraba.

Tampoco se habían dado las condiciones para la salida de Rafael Martins, al que calificaba como un gran delantero difícil de encontrar en el mercado y otro gran profesional que con sus goles ayudará al Levante a intentar ascender. Además sacaba a la luz que no solo querían contar con él, sino que le habían ofrecido una continuidad en forma de mejora contractual y renovación, con respuesta negativa. Algo similar había ocurrido anteriormente con Camarasa, pero Tito no ofreció novedades respecto a dicho caso, estando siempre el club predispuesto a escuchar ofertas según el valor de cada jugador, sin obligar a elegir un destino determinado.

En vistas al futuro, tenía expectativas positivas, siendo esto también un trabajo a largo plazo. Desde la cantera, Roger y Jason ya se habían afianzado en el primer equipo, aunque Traver tendrá que volver a competir con el filial. Pero se habían establecido unos métodos y directrices para contar con un determinado estilo de juego y posiciones que puedan dar resultados y nutra al primer equipo.