lunes, 22 de agosto de 2016

Jason, el primero de la dinastía goleadora

-Foto: Jorge Ramírez / Levante UD-
Hablar de goles en el Levante era hablar de jugadores valencianos. Al menos en los estrenos de temporada. En la jornada inaugural del campeonato 2016-17, no hubo de esperar demasiado para que el primero de los muchos goles que están por venir reflejara en el luminoso de Los Pajaritos. Jason ponía su sello para regresar al Cap i Casal con los tres puntos en la maleta y ser el primero de la nueva dinastía goleadora.

Años atrás, tal y como se hacía mención, la valencianía era la dominante en abrir la lata de goles. El atacante gallego ha cogido el testido de Verza y su falta milimétricamente ejecutada contra el Celta de Vigo durante la pasada temporada. También el del setabense y canterano levantinista Rubén García, durante 2013/14 y 2014/15, en el estadio de Vallecas y posteriormente en el corto ciclo de Mendilibar cuando se demoró este primer tanto hasta el quinto compromiso liguero.

Si hablamos de la categoría de plata, ahora denominada Liga 1|2|3 por cuestiones publicitarias, durante la última experiencia saldada con el ascenso en el año del centenario, Ballesteros fue quien comenzó a deshojar la margarita. En el estadio de El Madrigal, el mismo que años más tarde vería al Levante como líder de Primera, adelantaba a los granotas contra el filial del Villarreal, aunque finalmente se concluía con empate a dos goles y reparto de puntos.