domingo, 24 de julio de 2016

Triunfo por la mínima ante el Lorca

El Levante UD se impuso por la mínima ante el Lorca FC en el primer partido del periplo por Campoamor. El tanto de Verza desde los once metros marcó las diferencias en un encuentro con idas y venidas que demostró que todavía hay mucho trabajo por hacer pero que, a su vez, dejó pinceladas muy esperanzadoras en determinados aspectos del juego y en algunos de los futbolistas que estos días conocerán si su futuro puede estar ligado a la primera plantilla.

-Foto: Adolfo Benetó / Levante UD-
Muñiz alineó un equipo bastante más parecido al de la segunda mitad en Villarreal y con la gran novedad de Espinosa en el centro del campo. Raúl ejerció bajo palos, mostrándose solvente en las pocas acciones en las que debió intervenir. Javi Ramírez dejó grandes sensaciones en el perfil zurdo del centro de la zaga, Espinosa dio muestras de su enorme y contrastada calidad y a Martins y Roger, puntas de lanza en el 4-4-2, sólo les faltó algo más de puntería para poner a los suyos por delante.

Así podría resumirse una primera mitad anodina pero que, no obstante, dio pistas de lo que busca el míster asturiano en su equipo. Sorprendió la presencia de inicio de Abraham como extremo por delante de Toño, aunque el protagonismo de ambos fue inapreciable durante los 45 minutos de que dispusieron. Todo el peligro emanaba del flanco diestro, con un Traver especialmente activo. Rafa Martins dispuso de la primera ocasión del partido, desbaratada sin demasiados problemas por el meta local.

A partir de ahí, la fuerte presión del Levante a la salida de balón de los murcianos propició que Roger tuviera en sus botas la oportunidad perfecta para estrenar su nuevo contrato. Sin embargo, su disparo se marchó rozando el palo derecho de Lafrentz. 

-Foto: Adolfo Benetó / Levante UD-
Hubo que esperar al tramo final de la primera mitad para que los azulgrana gozasen de su última y más clara acción manifiesta de gol. Espinosa fue listo, recuperó el esférico en mediocampo y avanzó esquivando enemigos hasta asistir a un Rafa Martins que no acertó a superar al arquero lorquí. 

Delgado y Andreu partieron de inicio tras el paso por vestuarios. Las variantes tácticas y la polivalencia de algunos de sus futbolistas fueron dos de los principales experimentos del nuevo entrenador del Levante. El segundo acto presentó a un Lorca mucho más intenso que gozó, de partida, de un carrusel de ocasiones. Los de Iñaki Alonso presentaron la candidatura de quien será uno de los gallitos de la categoría de bronce de nuestro fútbol.

Muñiz, a los diez minutos de la reanudación, dio relevo a prácticamente la totalidad de los jugadores que iniciaron el envite, a excepción de Javi Ramírez y el guardameta Raúl. Debutó, por cierto, el nuevo central Sergio Postigo. Una acción individual de Morales, que por poco no terminó en gol, precedió al tramo clave del partido. Ramírez salvó bajo palos el gol murciano y, a continuación, el '11' del Levante provocó una clara pena máxima tras plantarse solo frente la portería de un Lafrentz que nada pudo hacer ante la sensacional ejecución de Verza.

Triunfo, meta a cero y buenas sensaciones, por momentos, en un equipo que va perfilándose con el paso de los días ya con la mente puesta en Los Pajaritos.