sábado, 30 de julio de 2016

Roger confirma el póker de triunfos granotas en Campoamor

Tocaba despedirse de Campoamor. Han sido siete días de concentración donde el Levante ha podido hacer mejor su puesta a punto para cuando llegue el momento decisivo con el inicio de Liga. Pero antes de partir, tocaba afrontar un cuarto partido amistoso. Esta vez volvía a conseguirse otro preciado y a la vez sufrido triunfo contra un rival de la misma categoría.

-Foto: Adolfo Benetó / Levante UD-
En el primer duelo histórico entre ambos clubes, no parecía tratarse de pretemporada. Mucha intensidad y ocasiones de gol especialmente durante la primera mitad. El intercambio de llegadas ofensivas fue continuo en ambas porterías. Roger se cargó el equipo a las espaldas, pero su gol no llegaba. Por el UCAM Murcia, el atacante valenciano Natalio inquietó en numerosas jugadas y supo conectar bien especialmente con su compañero Iván Aguilar, evitando males mayores el guardameta Raúl Fernández.

Pero uno de los particulares fantasmas del Levante durante estos meses de verano volvía a reaparecer. Llegados a la media hora de juego, Verza era expulsado por doble amonestación, rompiendo los esquemas previstos. El Levante tendría que luchar en inferioridad numérica y realizando un constante desgaste físico en la hora restante.

Se dice que las adversidades hacen a uno más fuerte. Y Roger hizo valer este dicho. El pistolero veía premiado su incansable trabajo, fusilando ante Biel Ribas para poner por delante al Levante después de una recuperación tras la presión en la salida del balón. El brasileño Rafael Martins pudo incrementar minutos después el margen de ventaja, pero la acertada actuación del meta lo impidió. Los murcianos pusieron toda la carne en el asador para al menos intentar empatar, aunque una vez más, tal y como gusta tanto a Muñiz, el equipo se hizo rocoso desde la defensa y supo mantener su portería a cero otro día más hasta la finalización.