miércoles, 13 de julio de 2016

Róber Suárez Pier: El soldado de la elegancia

Cuando uno lee la historia social, política y cultural de un municipio como Oleiros (A Coruña), solamente puede sonreír y forjar motivos para creer que otro mundo es posible. Una mentalidad abierta a una nueva forma de vida, al cuidado y el cariño de lo que nos rodea y de todos y cada uno de esos detalles que permiten al ser humano todavía conservar, pese a sus miles de atrocidades, algunos rincones intactos donde perderse es una bendición.

-Fotografía: Róber Pier con el primer equipo/RCD Oficial-
Precisamente en Oleiros, hace poco más de 21 años, nació Róber Pier. El zaguero gallego ha aterrizado en el Levante UD en calidad de cedido y, desde luego, razones y argumentos no le faltan a la dirección deportiva encabezada por Tito y Carmelo del Pozo para confiar en un futbolista cuya progresión se antoja espectacular. O, al menos, en ello insisten los habituales seguidores del Fabril, filial del Deportivo de la Coruña, y cada uno de los técnicos que ha compartido horas y horas de entrenamiento con el bueno de Róber.

Abegondo sigue dando sus frutos, aunque bien es cierto que si nos trasladásemos casi dos décadas atrás en el tiempo hablaríamos de otro nivel. Sin embargo, la metodología y manera de trabajar en las entrañas de la entidad blanquiazul empiezan a tener su premio en forma de talentos como el del nuevo defensa del Levante UD. Se estrenó en Tercera División con tan solo 17 años de edad y, en poco más de tres temporadas, se ha consagrado como el capitán y líder de un Fabril que ha estado muy cerca de conseguir el ascenso a la categoría de bronce de nuestro fútbol.

-Fotografía: Róber tras jugar ante la Llagostera/Riazor.org-
El 'nuevo Djukic', como le califican algunos, hizo su debut con el primer equipo el pasado mes de diciembre de la mano de Víctor Sánchez del Amo. El ya ex-entrenador del Deportivo le dio la alternativa en la eliminatoria copera ante la UD Llagostera y las sensaciones fueron más que positivas. Además, Róber participó en dos encuentros ligueros en los que saltó desde el banquillo. Su importancia en la segunda escuadra coruñesa le privó de gozar de un mayor protagonismo con los 'mayores', con quienes entrenó diariamente durante toda la temporada pasada.

Muñiz sabe que suma a su elenco de futbolistas a un central que cuenta con incontables virtudes, algunas de ellas tremendamente apreciadas en el fútbol español. Rápido, anticipativo y con una salida de balón muy limpia, encajó a las mil maravillas en las intenciones futbolísticas de Víctor y, a buen seguro, lo hará en el proyecto que su nuevo entrenador está ensamblando sesión tras sesión. Además, pese a no contar con una envergadura física extraordinaria, Róber cumple con solvencia en situaciones de balón parado y en todo tipo de balones aéreos próximos al área. Por si esto fuera poco, su papel como central se puede extrapolar, en momentos puntuales, al lateral derecho. Todo esto, eso sí, con sobrada elegancia. Así es él, así es Róber Pier.