jueves, 7 de julio de 2016

Álex Remiro y Rober Pier, con juventud y ganas de convencer

-Alex Remiro y Rober Pier (Foto: María Villlanueva)
Tercera ronda de presentación de nuevas incorporaciones. Hoy era turno por partida doble y de los más jóvenes: Álex Remiro y Rober Pier. Dos futbolistas que llegan a préstamo por un año desde dos filiales de Primera como son Athletic Club y Deportivo de la Coruña.

Quico Catalán les recibía con los brazos abiertos y agradecía tanto a los clubes de origen como a los protagonistas su voluntad de recalar en la disciplina residente en Orriols. "Son dos jugadores que en el Levante pueden seguir creciendo futbolísticamente. Ser buenos compañeros, solidarios,... Os deseo lo mejor" añadía el máximo mandatario en su intervención inicial. Competitividad, compromiso y el querer militar en este equipo eran de nuevo factores fundamentales para proseguir en las negociaciones con cualquiera.

En lo que respecta a los futbolistas, su decisión por venir al Levante estaba clara y no dudaron. El proyecto deportivo, lo que representa el club, el tener objetivos importantes,... les convenció. "No me lo pensé en venir aquí. Creo que vamos a armar un buen equipo y es una buena oportunidad" puntualizaba Rober. Su nuevo entrenador, es decir, Muñiz les parecía un tipo cercano y conciso, donde lo más importante es el trabajo del día a día.

-(Foto: María Villanueva)
Para Álex, la rivalidad en el puesto con su compañero Raúl Fernández la consideraba como positiva en lo individual y para que el equipo siga creciendo. "Todo futbolista de un deporte de equipo quiere ser fijo, pero no se dice de boca, hay que demostrarlo y no depende únicamente de mí". Pese a la juventud de ambos, Álex sabía lo que podían aportar: "Tenemos ganas de comernos el mundo y queremos convencer y demostrar de lo que somos capaces". En lo que respecta a esta competición, en la que venía de jugar más de una treintena de partidos la temporada anterior, le parecía una Liga dura, teniendo que demostrar en que club se está y debiendo tener las ideas y forma de trabajar muy claras.

Por su parte, Rober declaraba: "Vengo con muchas ganas e ilusión para demostrar que valgo en el fútbol profesional. Tengo muchas ganas de empezar y tener un hueco para ayudar el equipo, que es lo importante y poder conseguir éxitos". Además consideraba que era un salto importante estar en La Liga 2, aunque ya había entrenado y debutado con el primer equipo coruñés.

Finalmente se abría un turno de preguntas para Tito y el presidente, justificando más la llegada de estos futbolistas. Sobre la incorporación de Álex Remiro y la falta de oportunidades para el portero del filial argumentó: "Koke lo tenemos en valor. Va a hacer la pretemporada con el primer equipo. Tenemos confianza en él, pero debe jugar y tener continuidad". En referencia a Rober, era una libre elección que no venía condicionada por otras operaciones abiertas. Anteriormente, ya habían desmentido cualquier tipo de cláusula en que tuvieran que disputar un número concreto de partidos o minutos estipulados.