martes, 21 de junio de 2016

Remodelación interna del Ciutat de Valencia

Ya hace meses que el Levante, estando en periodo de estabilidad en Primera División y en proceso de contrato con Nike, daba un lavado de cara al Ciutat de Valencia. Un cambio que afectó a los exteriores, adquiriendo la fachada una tonalidad de pintura más oscura, con el traslado de las taquillas y la apertura de una Tenda Granota más amplia para ofrecer más facilidades a la hora de adquirir el merchandising.

-Foto: Miguel Huertas-
Ahora en este verano 2016 son los interiores de la casa de los levantinistas los que están en fase de remodelación. Tiempo atrás se barajó la posibilidad de cubrir la totalidad del estadio para resguardar a los aficionados en caso de climatología adversa, pero esto se verá retrasado. Sin embargo, en lo que sí se han puesto manos a la obra es en el remplazo de los asientos. Durante estos días se presenta una imagen que recuerda a la de los años 80, cuando el cemento estaba presente en la gradería.

Esta sustitución ha comenzado por las zonas de Gol Orriols y Grada Central y durante el avance del mismo se aprovechará también para subsanar uno de los casos de más urgencia: la impermeabilización para evitar filtraciones y humedad. En días de lluvia, las goteras venían siendo habituales en los bajos del graderío. Así mismo, para facilitar las tareas, se derribó el muro que dividía la zona de grada respecto a la que da acceso al terreno de juego.

Precisamente, tal y como se observa en la imagen, el tapiz verde de Orriols no presenta su mejor cara. Esto se debe también a un proceso de mantenimiento consistente en deshacer el sembramiento llevado a cabo durante el periodo invernal para que así el césped original vuelve a efectuar su crecimiento natural. Está estipulado que a partir de un par de semanas se recupere el aspecto habitual del mismo.