domingo, 15 de mayo de 2016

Adiós Primera, ¡nos vemos pronto!

El Levante despidió la temporada con un partido reflejo de lo que ha sido la temporada. Un triste adiós que culmina un curso repleto de despropósitos y que, esperemos, sirva como impulso para el reto de volver cuanto antes a lo más alto. Getafe y Rayo, definitivamente, serán sus acompañantes en la aventura por el mar de plata.

-Fotografía: Trashorras consuela a Juanfran/ MARCA-
Pronto se adelantaron los vallecanos. Pablo Hernández conectó un fenomenal golpeo para poner de cara un partido que se jugaba hasta en tres estadios al mismo tiempo. Por si alguien tenía alguna mínima duda que este envite caería del lado local, llegó el capitán, Trashorras, y antes del ecuador de la primera mitad puso tierra de por medio en el electrónico.

Entre tanto, Juanfran se retiró lesionado en el que podría ser su último partido como profesional y la que, por supuesto, será su despedida de Primera División. Mar de lágrimas y una sonada ovación de Vallecas, fiel a los suyos y noble con los rivales.

El Rayo siguió apretando tras el paso por vestuarios y poniendo cerco a la meta de Diego Mariño. Sin embargo, los visitantes se encontraron con una inesperada pena máxima (la segunda de la temporada), y que Verza transformó de manera anecdótica. 

Poco quedaba por contar ya. Los dos tantos del Sporting dilapidaban cualquier atisbo de esperanza en Madrid, que ve cómo pierde a dos de sus representantes en la élite. Miku cerró su particular cuenta goleadora y puso el broche a una temporada que, a buen seguro, ambas escuadras tratarán de olvidar cuanto antes.