domingo, 3 de abril de 2016

Levante UD - Sporting de Gijón: La noche de la marmota

¿Cómo titulo la previa? ¿Final para el Levante? ¿Nueva final? ¿Otra final? Todas y todos somos ya conscientes de que cada uno de los partidos que nos quedan hasta el final de la temporada son finales. Son reválidas con un desenlace todavía por descifrar. Ese vivir o morir que, en el fondo, tanto nos gusta y nos pone. Que nos permite paladear con un extra de sabor las mieles de la victoria y que nos refuerza a cada derrota un poco más. Espíritu Levante, no lo olvidéis.

-Fotografía: Deyverson celebra el triunfo en Gijón/ MundoDeportivo-
El rival parece el idóneo para la batalla de mañana lunes. Un triunfo local permitiría a los azulgranas salir del pozo de la clasificación y, de paso, mandar a los asturianos a tan desagradable posicionamiento. Y no solamente eso, sino que dos serían los puntos que marcarían el límite con la permanencia (ahora en manos del Granada) y tan sólo uno el que separaría a los de Rubi de un Getafe que tiene mala, muy mala pinta.

El club sabe también de la importancia del envite y pondrá facilidades: un acompañante podrá entrar con cada abonado y los pases infantiles podrán ser utilizados por adultos. Todo esfuerzo es poco. Los nombres de las Peñas Levantinistas brillarán en el primer anillo de Orriols para enjugar todavía más una palpable comunión que se antoja imprescindible desde, incluso, antes del comienzo. A las 19 horas, en la explanada del parking, se está gestando un emocionante y caluroso recibimiento al equipo. La sorpresa de Levante Fans 1909 tendrá que esperar al momento en que los once guerreros levantinistas boten al césped.

-Fotografía: Xumetra pugna el esférico/ T5-
En lo futbolístico, Rubi contará con las bajas de Iván y Toño por lesión y de Simao Mate, hombre clave en el esquema, por acumulación de amonestaciones. Veremos si opta por mantener a Lerma en el lateral (lo que abriría las puertas del once a Camarasa) o se decanta por la opción Pedro López en el perfil diestro de la zaga. El Sporting, por su parte, viaja a Valencia con la vuelta de Halilovic y la ausencia de Jorge Meré, jugador capitán en el centro de la defensa albirroja.

Los precedentes, además, invitan al optimismo en Orriols. Dos veces ha visitado el Sporting de Gijón el Ciutat de València en Primera División, con un bagaje de un triunfo (4-0) para el Levante y un insulso empate a cero no exento de polémica que ayudó a los gijoneses a mantener la categoría. Además, es importante recordar la genial respuesta de los valencianos en sus últimos seis partidos en casa (cuatro victorias y solamente dos derrotas ante Real Madrid y Barcelona) y que los visitantes, pese a ganar in-extremis y sorprendentemente al Atlético de Madrid, encadenaron más de mes y medio sin puntuar. 

Y como a nuestros vecinos parece que les gusta la filosofía desde que su nuevo entrenador fue presentado, nosotros no seremos menos. Ya lo dijo Salustio: 

"En la batalla son los cobardes los que corren el mayor riesgo; la valentía es una muralla de defensa".