miércoles, 20 de abril de 2016

De Valencia a Granada con billete en Primera

Era también el mes de abril, pero de 2015. La marea granota se adentraba en las carreteras llegando a Almería para conquistar el Estadio Juegos del Mediterráneo. El uno a cuatro final con un hat-trick de Barral dejaba al Levante virtualmente salvado. Un año después, otro medio millar de levantinistas realizarán el mismo camino pero con un destino más largo: Granada. La batalla en Los Cármenes también ha de izarse la bandera azulgrana.

-Foto: Jorge Ramírez / Levante UD-
Muchas cosas han cambiado en estos doce meses excepto la fidelidad de la afición. Y ahora, con menos margen de error si cabe, los tres puntos se antojan como imprescindibles. Incluso el héroe de la historia anteriormente citada se ha aliado con el enemigo y podría amargar el sueño de la permanencia, manifestando el martes en Cope que su única prioridad es ver al Granada en Primera. Son las cosas que trae la vida y el fútbol.

Dos equipos poco goleadores y que por contra encajan mucho. Dos planteles irregulares y que un año más coquetean por el borde del precipicio haciendo equilibrios para no caer. Y dos presidentes muy distintos, presumiendo Quique Pina del convencimiento de permanecer en la élite y sabiendo de las buenas relaciones con el máximo mandatario de la Liga y de un Quico Catalán que con pies de plomo aunque con confianza en la salvación tuvo pasado como vicepresidente de la LFP.

Se antoja un reto complicado y, para más inri, el bagaje global comienza en contra de los valencianos. Dos puntos de diferencia les separan en la tabla clasificatoria y el encuentro disputado en Orriols se saldó con triunfo nazarí favorecido por un doblete de Peñaranda. Aunque históricamente, en las últimas temporadas, un empate y dos triunfos contemplan en dicho estadio al Levante.

Precisamente, el delantero venezonalo sería junto a Success quienes la retaguardia levantina deberá detener. José Manuel González, técnico del Granada, ya sabe que no podrá contar ni con Foulquier, baja para el resto de la temporada, ni con el centrocampista Javi Márquez. Además Andrés Fernández, el lateral Miguel Lopes y el atacante Rochina serán dudas hasta el último momento por distintas dolencias físicas. En caso de no recuperarse el guardameta, otro ex-levantinista como Jesús Fernández estaría bajo palos.

Y en el Levante pocas novedades. Estas deberán venir en cuanto a los resultados de la vigente temporada. Si la anterior jornada se conseguía levantar un partido por primera vez en el duelo contra el Espanyol, ahora deberá sumarse un segundo triunfo consecutivo que todavía no ha cosechado. Rubi no se anda con rodeos y mantiene la tónica habitual en sus convocatorias, siendo Trujillo, Xumetra, José Mari y Ghilas los descartes técnicos juntos a los lesionados Iván López y Toño y el sancionado Juanfran.

La ausencia del capitán posiblemente marque la única novedad en el once, en el que Orban volvería a defender el carril defensivo zurdo. Por otra parte, el míster catalán deberá pronunciarse sobre si indulta a Simao y Zou Feddal haciéndolos volver a la titularidad después de la salida nocturna de hace semana y media.

Todo ayuda es poca y el mínimo error se pagará caro. Hay que seguir creyendo, o al menos intentar dar motivos. Por un Levante #SempreEnPrimera.